HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




miércoles, 8 de julio de 2015

ARREGLO DEL COCKER SPANIEL INGLES (GROOMING)


Antes de empezar la casa, comenzaremos con unos buenos cimientos para NO tener problemas, ya que en este mundo de la estética canina, muchos cambian los términos y eso es algo muy básico a tener en cuenta.

Técnicas de GROOMING (Técnicas de arreglo. Cuidados)

TRIMMING: Este término se designa al conjunto de todos los procedimientos utilizados en el manto de un perro, que tengan como finalidad resaltar o mantener su esplendor.
Dentro del termino TRIMMING se incluyen:
STRIPPING: Arrancado del pelo (de raíz) con navaja. Utilizado para mantener dureza y color.
Razas más frecuentes: Terrier, Teckel, Schnauzer.
PLUCKING: Arrancado del pelo de raíz con los dedos, realizado en pelos en muda. En cabeza y gatos se realiza a su vez en el interior de las orejas.
BLENDING: Mezcla armoniosa de cortes. No se debe notar el salto de corte de una zona a otra ya sea con tijeras o máquina.
CARDING: Arrastrar pelo muerto. Barrer el pelo muerto o entrepelo después del plucking.
CLIPPER WORK: Zonas rapadas (ano, abdomen en todos los perros). Razas: Yorkshire (parte de las orejas) y Schnauzer (ingle, orejas, mejilla, garganta).
FLAT WORK: Esquilar corto, rebajar. Zonas cortadas con máquina. Realizado según la raza.
No varía en razas de Stripping.
TOP KNOT: Sujeción del flequillo usando lazos cogidos en la cabeza mediante una goma de látex pequeña.
Una vez que tenemos esto aprendido, lo que tenéis que tener en cuenta es que para el acicalado de un COCKER hay dos maneras de arreglarlo: la primera (aun que a mi no me guste) es la de andar por casa, para perros que no entran en exposición; y la segunda opción es la que yo os recomiendo y la que todo el mundo debería hacer, que es la utilizada en perros de exposición.
Comencemos con el tema con buena base, lo principal de esto es usar maquina lo menos posible, en perros de exposición NADA y en los que tenemos en casa, contra menos mejor.

COCKER SPANIEL INGLES

Manto:
El pelo deber ser semilargo, tenemos que conseguir que se muestre liso y sedoso, nunca duro ni ondulado, con flecos suficientemente largos, no deben ser demasiado abundantes y nunca rizados.
Color:
Existen varios, tales como: negro, dorado, hígado (o chocolate), también bicolores o tricolores (como por ejemplo: base de blanco con negro, naranja y negro fuego) y ruanos. En los colores
uniformes no se permite la presencia del blanco, salvo en el pecho.




Material necesario para el acicalado:
• Carda pequeña y la mas fina
• Dediles
• Cuchillas de "Striping"
• Tijeras de esculpir (las que tienen una pala lisa y la otra dentada)
• Tijeras planas
• Tijeras de punta roma (para los plantares y zonas delicadas)
• Cuchillas del número 1,8. 3 y 5 (de la maquina Aesculap)
• Peine
• Máquina de esquilar (Aesculap)
• Cepillo (si es posible de cerdas de jabalí para dar brillo al pelo)

Después de esto podemos comenzar:
Cepillado:
Desde cachorro debemos acostumbrar al cocker al cepillado, ya que es un perro que por excelencia es de peluquería; para esto lo que haremos será cepillarlo a menudo, lo ideal sería cada día, pero con dos veces por semana será suficiente. Esto nos evitará enredos y siempre conseguiremos un pelaje en perfecto estado. No hay cosa más fea que ver a un cocker con la cabeza llena de rizos y las orejas descuidadas y con nudos (aunque el tema del flequillo va por gustos y sea el pan nuestro de cada día en peluquería).
Para tener nuestro cocker en perfecto estado le realizaremos el denominado "Trimming".
Lo primero que haremos será un buen cepillado con la carda por todo el cuerpo, poniendo especial cuidado en orejas y flecos, ya que normalmente vienen enredadas.
Si nos encontramos las orejas muy enredadas eliminamos primero los nudos, los desharemos con la mano, el cortánudos, el peine, loción o crema para desenredar.

Anexos:
Ojos:
Limpiaremos los lagrimales con una toallita de papel húmeda, si estuviera demasiado reseco y adherido usaremos un poco de suero fisiológico.
Orejas:
Aplicar gotas o geles que tenemos en el mercado (personalmente me gustan mas los geles que las gotas, pero lo dejo a vuestra elección) en el oído, haciendo un suave masaje para que se distribuya bien el producto y acabar limpiando bien con una torunda de gasa o papel impregnada en la misma solución.
Hay que limpiar bien de pelos el conducto auditivo, pues el cocker es muy propenso a contraer otitis por la gran cantidad de pelo que tiene, además de estar siempre tapando el conducto auditivo, lo que no permite que se airee lo suficiente.
Cojinetes plantares:
Cortaremos el pelo que sobresalga entre las almohadillas con tijeras de punta redondeada y nos aseguramos que no haya nudos o cuerpos extraños, tales como posibles chicles y espigas.


El corte de las uñas:
Hay que tener especial cuidado con el corte de uñas, nunca se deben recortar demasiado. Con
despuntarlas será suficiente, sin llegar al conducto sanguíneo o zona viva. También podremos
utilizar una lima única para uñas caninas.
Las uñas del perro crecen y pueden llegara a serles muy molestas. La frecuencia del corte de uñas depende de: la cantidad de ejercicio que realiza y el suelo por el que habitualmente se mueva.
La uña está recorrida por un capilar sanguíneo. Si la miramos detenidamente veremos que hay una parte rosácea hasta donde llega el riego y otra blanca compacta (esto solo se puede apreciar en las uñas que son blancas). Esa es la parte que podemos cortar sin riesgo, procediendo con mucho cuidado de no lastimar al perro. Si alguna vez cortamos un poco más arriba la uña presentará una oquedad en su zona central y sangrará, si esto ocurre, procederemos con una gasa haciendo presión para detener la hemorragia. Una vez detenida, aplicaremos una pomada desinfectante y cicatrizante en su extremo dañado o unos polvos específicos de corte de sangre.
Generalmente es suficiente con un corte cada 3 semanas. Existen unas tenazas específicas para este propósito.
Si no tenemos experiencia o si el perro es muy inquieto, es aconsejable que acuda a un centro veterinario o a una peluquería canina.



Arreglo y corte de pelo:
Empezaremos por el cráneo, para conseguir un correcto aspecto realizaremos, o bien "PLUCKING" o bien con una cuchilla de "STRIPPING" para arrancar el pelo muerto. Esta práctica no es dolorosa para el perro, y al acostumbrarlo a este tipo de depilación, cada vez será más fácil su mantenimiento. Nunca usaremos aquí la maquina de esquilar sino que utilizaremos las tijeras dentadas de esculpir, para cortar los pelos de la parte trasera del cráneo.
Una vez tengamos hecha esta parte, cortaremos las mejillas y la garganta hasta el esternón.
Esto se realizara con la máquina de esquilar utilizando la cuchilla de 3mm (aquí si podemos usar la maquina, aunque yo aconsejo la tijera). Esta zona comprende desde el STOP hasta el hueso occipital y desde el conducto auditivo hasta el rabillo del ojo.



Cuello y pecho:
A partir del esternón dejaremos flecos en el pecho, siempre en simetría hacia los dos lados del mismo y sin romper la armonía. Hay que poner especial énfasis en las angulaciones delanteras, ya que deben quedar perfectamente marcadas sin que sobresalga nada de pelo por los costados.
En la zona de la garganta podríamos utilizar maquina, pero yo, como siempre, recomiendo tijera. Esta zona la podemos ubicar entre el maxilar hasta unos dos dedos más arriba del esternón, por los laterales se junta con el pelo un poco mas largo del cuello, así podremos realizar en este punto, un BLENDING retocando con la tijera de esculpir.




Manto:
Realizaremos el "trimming", al que yo lo llamaría “CARDING”, desde el cuello a la punta de la cola, hasta que nos quede solo el pelo liso y brillante (o sea el pelo sano) insistiendo en las ondulaciones que pudiera tener. Yo personalmente en esta zona utilizo varios instrumentos: uno de ellos es el King Coat, por experiencia os diré que se gana mucho tiempo, no quita pelo sano y si mucho subpelo y por supuesto los otros son las cuchillas de Stripping y dediles.





Cola y CLIPPER WORK:

La cola la recortaremos en forma redondeada, con las tijeras de entresacar.
En la zona del ano cortaremos bien todos los pelos.
Con las tijeras de esculpir le recortaremos los pelos de la barriga, desde la ingle hasta el ombligo (En esta zona podemos usar maquina, pero con mucho cuidado). Tenemos que tener en cuenta que en la zona del meato le tenemos que dejar pelos, con lo cual el perro no mancha los faldones laterales a la hora de orinar. Esto evita posibles infecciones.

Orejas:
Las orejas las cortaremos desde su nacimiento hasta el pliegue o lóbulo (que le sale en la parte inferior de la oreja, en la zona más pegada al cuello).




Con las tijeras de esculpir dejaremos el tercio superior de la misma muy corta, de forma que conseguiremos que la oreja nos de la sensación de una inserción baja, luego la redondearemos con las tijeras planas.
Con la misma herramienta actuaremos sobre la parte interna de la oreja desde su nacimiento teniendo mucho cuidado en los pliegues.
Cortando unos dos tercios conseguiremos una oreja más compacta y aireada, dando la sensación de largura al quitarle volumen de pelo.
Podemos arreglar las orejas con la máquina. La parte externa desde el nacimiento al pliegue o lóbulo, rasurando con la cuchilla de 3 mm y la cara interna en sus dos terceras partes con la
cuchilla de 1,8 mm.
Tanto por la cara exterior como por la interior de la oreja, tendremos q dejar un buen “BLENDING”.

Delantero : PECHO Y PATAS
Hemos de desenredar los flecos con la carda o el cortánudos.
Dejamos unos dos dedos antes de llegar al esternón para dejar el penacho o “corbata”, este va en sentido creciente (de menos a mas) en forma de semicírculo. Además se une con el faldón lateral por detrás de la pata delantera quedando en armonía y sin saltos. Tenemos que tener en cuenta ciertas cosas, tales como que el perro no monte la pata y que no sea demasiado ancho.
La punta del hombro habrá que rebajársela lo máximo posible, así conseguiremos más marcada y mayor angulacion, pero tenemos que tener cuidado de no invadir la corbata (podríamos hacer un destrozo muy serio).
En la caña dejaremos la misma longitud de pelo que en la punta superior del hombro por la parte delantera de la pata (recordar que la trasera es donde tenemos que dejar los flecos).
Dejaremos sus flecos en la parte posterior de la pata intentando igualarlos.
La parte del tacón del pie deberá estar lo más rebajada posible (sin llegar a rasurar).
Las manos tienen que dar el aspecto de pies de gato, teniendo cuidado de no cortar todo el pelo. Los dedos no se deben ver, y no tiene que parecer que estos se abren. Yo aquí utilizo las tijeras de punta redondeada, así me evito posibles pinchazos en la zona interdigital de los dedos.





Cuartos traseros:

Comenzamos por los dedos. Igual que los delanteros, los dejamos limpios y con cuidado de dejar pelo entre los dedos para no dar sensación de abiertos.
El fleco trasero en la pata acaba a la altura de los dedos y se empieza en forma redondeada.
La altura depende del perro y de la caña que tenga.
Este fleco tiene que tener la longitud suficiente para que dé a la pata una forma de media luna y a de unirse con el faldón lateral, quedando todo simétrico sin escalones.
”Hay que tener en cuenta que cuanto más pelo dejemos, más sensación de pesado estarán los cuartos traseros “ (ojo a la unión con el muslo, tiene siempre una longitud más corta y no se
debe notar).
Lo mismo que hacemos en la unión del fleco con el muslo, el pelo más corto del cuerpo lo uniremos con el faldón lateral, dejándolo todo armonioso y continuo.
La largura del faldón la decidimos según la estructura del perro, siempre buscamos la armonía,
la largura del faldón no representa mejoría ya que, a su vez nos puede ser desfavorable.
Por último solo ya nos queda juntar el faldón lateral con las ángulaciones delanteras. El faldón desciende recto redondeando ligeramente la parte de los dedos (con este fleco podemos dar una mayor o menor longitud a la pata).





Conclusión:
Si miramos al perro, tanto por delante como por detrás, nunca se observará sobresalir ningún pelo y el cocker obtendrá una forma redondeada en su GROOMING.



Pedro Antonio Pollán Baeza
Peluquero Canino en Veterinarea






















1 comentario:

  1. DESPUES DE TODO ESTO....SI EL PERRO SIGUE VIVO LO ALIMENTAMOS

    ResponderEliminar