HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




miércoles, 15 de julio de 2015

HISTORIA ANTIGUA DEL COCKER


Hacia el año 500 A.C., cuando los cartagineses desembarcaron en España durante uno de sus viajes por el Mediterráneo, los soldados vieron gran cantidad de conejos y gritaron «¡Span, span!» (span significaba conejo en cartaginés). Así pues, esa tierra fue llamada Hispania, o «la tierra de los conejos», y los perros que vieron persiguiendo a los conejos fueron conocidos como Spaniel o «perros conejeros».(*)

¿Es así como obtuvieron los Spaniel su nombre? O es a partir de la fantasía de Virginia Woolf, que nos explica este pequeño y delicioso cuento en su libro Flush, que trata acerca de la biografía del Spaniel de Elizabeth Browning. Es muy posible que el Spaniel viviera en los países mediterráneos y, por tanto, también en España. Quizás obtuviese su nombre de la palabra vasca «Espana ». El hecho de que haya varias razas de tipo Spaniel en Francia que son llamadas «Epagneuls» también nos hace apuntar en esta dirección.

El hecho es que el Spaniel puede ser considerado como una de las razas más antiguas de la historia. En el Metropolitan Museum de Nueva York, se puede ver una pequeña estatua de terracota que tiene, decididamente, un aspecto de Spaniel. La escultura tiene más de 2.000 años y pertenece a la Colección Chipriota.



 Se pueden ver más pruebas de la antigüedad de la raza en la primera mención de un Spaniel en las leyes irlandesas, del 17 d.C., en una declaración acerca de que los «Spaniel de aguas» debían ser dados al rey como tributo. Los Spaniel también viajaron hasta Gales, donde eran los muy apreciados perros del rey Howell Dha (Howell el Bueno). El cariño del rey por sus Spaniel fue tan lejos como para hacer especial mención hacia ellos en una de las leyes del país, en el año 948 d. C. En esa época, y por el precio de un Spaniel, uno podía comprarse un cierto número de cabras, mujeres, esclavos o gansos. En estas leyes se divide a los animales en aves, bestias y perros, y la clasificación de «perros» estaba dividida en rastreadores, galgos y Spaniel.



La primera mención de un Spaniel en la literatura inglesa, se remonta a una época tan antigua como la de Geoffrey Chaucer (1340-1400) y a Gastón de Foix, que murió en 1319. Chaucer, autor de los Cuentos de Canterbury, cita al Spaniel varias veces («como Spaniel que era estaba en su regazo»), lo que nos demuestra, sin duda, que el Spaniel era conocido en Inglaterra hace 600 años. Gastón de Foix cita al Spaniel en su obra El Espejo de Febo, también conocida como El Libro de la Caza. Gastón de Foix era un barón feudal que vivió en Francia, cerca de la frontera con España, y estaba convencido de que España era el lugar de origen del Spaniel. «Otro tipo de perro hay, llamado perro para el halcón, y los Spaniel, ya que los de su tipo vinieron de España, aunque no obstante puedan haber muchos en otros países. Tales perros tienen muchas buenas costumbres y maldad. También, un buen perro para el halcón debería tener una cabeza grande, un cuerpo grande y debería ser de color claro: blanco o leonado (esto es: pío, con manchas o moteado), ya que siendo de color claro y de tal color, serán, comúnmente, mejores». Luego los describe como «perros con una gran cabeza y un cuerpo grande y fuerte. Su color es rojizo y blanco, roano anaranjado, pero también pueden verse los de color negro y blanco. Corren y mueven la cola y hacen que las bestias salvajes o las aves de caza levanten el vuelo o echen a correr. Su trabajo idóneo lo hacen con la perdiz y la codorniz. También se les puede enseñar a llevar a las perdices y a las codornices hacia la red y les encanta nadar».



Otra referencia antigua a los Spaniel se puede ver en el Libro de St. Albans (1468), también llamado El Libro de los Deportes de Campo, escrito por la dama Juliana Berners, priora del convento de monjas de Sopwell, en Hertfordshire. Es, obviamente, un libro escolar y se asume que fue escrito para su uso por parte del hijo del rey Enrique IV, el príncipe Enrique, para enseñarle a leer y para hacer que se familiarizara con los nombres de los animales y con las expresiones que se utilizaban en la venatoria y en los deportes de campo.

En el libro hay frecuentes menciones a los Spaniel que había en la residencia real. Así pues leemos que a «Robin, el cuidador de los Spaniel de su Majestad el Rey» se le pagaba una cierta suma «para paños de pelo con los que frotar a los Spaniel».

REDES
En los tiempos de Enrique VIII, los muchos banquetes requerían de grandes cantidades de comida, de entre la que la caza formaba parte importante. La caza, como la perdiz, la codorniz, el faisán, el conejo y la liebre, era atrapada con lazos, pero debido a la inacabable demanda, se buscó algún medio más rápido para atrapar a los animales de caza. Este método se consiguió gracias a las redes. Los Spaniel eran utilizados para conducir a las aves hacia los pajareros, que estaban dispuestos con sus redes extendidas. El perro y las aves eran cazados bajo la red. Los Spaniel que eran usados para este tipo de trabajo eran llamados Spaniel «colocadores» o «posadores», y son los ancestros de nuestros setters de hoy día.
En su libro Tratado de los Perros Ingleses (1570), el Dr. Caius (seudónimo de John Keyes) describió la forma en la que se enseñaba a los perros a dejarse cazar bajo la red. El Dr. Caius clasificó a los perros de caza bajo dos grupos: Venatici, usados con el propósito de cazar animales salvajes y Auscupatorii, usados para cazar aves. Subdividió este último grupo en «Setters, que son los que encuentran la caza de la tierra» y en «Spaniel, que encuentran la caza en el agua». Llamó a este grupoHispaniolus. También era de la opinión de que el origen de estos perros estaba en España. Los describe como perros blancos con manchas rojizas y (como siendo más raros) de color rojo o negro, y le otorga una especial mención a un perro traído desde Francia en 1570 y que era «moteado por todo su cuerpo de blanco y negro que entremezclaban su color para dar lugar a un azul mármol que embellecía su piel y que le otorgaba un aspecto y porte de gran belleza». Ése fue, sin duda, el primer Spaniel ruano azul.



En los siglos XVI y XVII fue reconocido otro tipo de Spaniel: el Spaniel miniatura. Como el Spaniel miniatura de esos tiempos era de mayor tamaño y corpulencia que los Spaniel miniatura de hoy día, es bastante posible que existiera una relación entre el Blenheim Spaniel, el King Charles Spaniel y los Spaniel cazadores. Además, no era infrecuente que los Blenheim Spaniel fueran utilizados en el campo.

LOS PRIMEROS COCKER
Con la invención de las armas de fuego, la caza con redes desapareció y los animales de caza eran abatidos mediante disparos. Los Spaniel eran usados para localizar la caza y para indicar dónde se encontraba para que así se le pudiese disparar y los Spaniel levantadores tenían que levantar la caza desde donde estaba escondida.



En el Sportsman’s Cabinet (Gabinete de los Cazadores), escrito por Nicholas Cox y publicado en 1803, hallamos una descripción del Spaniel: «La raza de perros bajo la denominación de Spaniel es de dos tipos, uno de los cuales es de bastante mayor tamaño que el otro, y que son conocidos como Spaniel levantadores (tal y como sea aplicable a cualquier tipo de caza de cada país). El pequeño se llama Cocker Spaniel o Spaniel para la becada y está más adaptado a la caza entre matorrales y la de la becada (woodcock en inglés), para las cuales son particularmente apropiados y parece como si la naturaleza los hubiera diseñado para esto.» Así pues podemos asumir que el Cocker Spaniel Inglés consigue su nombre a partir de la becada o, tal y como creen algunos, del faisán macho (cockpheasant en inglés). Cox continúa para dar una descripción del Cocker, que «tiene una forma más corta y más compacta, una cabeza más redondeada, una trufa menor, las orejas largas (y cuanto más largas más apreciado), las extremidades cortas y fuertes, el pelaje con una mayor tendencia a rizarse que en el caso de los Spaniel mostradores de caza (Springer Spaniel) y que es más largo, especialmente en la cola, que generalmente está cortada. Es de color marrón (hígado) y blanco, rojizo, blanco y rojizo, negro y blanco, totalmente marrón (hígado) y no es infrecuente que sean de color negro y con las extremidades y el hocico de color marrón». Debido a la gran similitud entre algunos de estos Cocker y el Pequeño Perro de Aguas, tanto en lo que respecta a su figura como a su disposición, existen pocas dudas, pero podrían haberse originado a partir del cruce entre el Spaniel Levantador de la caza y estos últimos. El Cocker es, una vez más, alabado por la rapidez de acción en el campo, por su incansable entusiasmo para encontrar y perseguir a una liebre o para buscar a las aves de caza. Se dice que su cola está «en continuo movimiento», un rasgo que, afortunadamente, ha sido conservado en nuestros Cocker de hoy día, cuyas colas no dejan de moverse.



En el curso del siglo XIX vemos una nueva variedad de Spaniel: el Field Spaniel. La principal diferencia entre el Field y el Cocker Spaniel Inglés es su peso. El Field Spaniel era un perro fuerte de color negro cuyo peso debía superar los 11,5 kg, ya que si no sería clasificado como Cocker. El hecho de que los cachorros de una camada pudieran ser clasificados como Cocker Spaniel o como Field Spaniel era negativo para ambas razas y, mientras que la popularidad del Field Spaniel estaba creciendo, el futuro del Cocker Spaniel no parecía demasiado halagüeño. La formación del Kennel Club (el club canino del Reino Unido) en 1873, y posterior decisión de reconocer que eran de razas diferentes en 1903, salvó, probablemente, al Cocker de la extinción. Se podía ver a los Field y los Cocker Spaniel en las exposiciones y el Cocker comenzó a experimentar una mejora constante.




Texto extraído de MundoAnimalia





(*)Desde mi modesta opinión, no estoy de acuerdo con la relación entre los conejos y los spaniels pero creo que es más lógico relacionarlos con Span, de España, como perros de España, que como perros conejeros. Es cierto que los cartagineses  nos llamaron Spania por la abundancia de conejos, pero los spaniel son perros mas dedicados a la caza de aves que de conejos, por lo que no me parece muy acertada la relación. Todo esto dicho desde mi ignorancia.
A. Rieiro

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues para mi, aunque me gustan todos a rabiar, mi raza favorita.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar