HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




martes, 7 de julio de 2015

¿QUE ES LA ETOLOGÍA?






¿Qué es la etología? 

La etología es la ciencia que estudia el comportamiento de los animales. Aunque los seres humanos se han interesado siempre por las costumbres de los animales –a menudo por razones de tipo práctico-, la etología es una ciencia relativamente reciente y sus objetivos y métodos no se establecieron formalmente hasta la segunda mitad del siglo XX. Más concretamente, en el año 1963 Nikolaas Tinbergen, un científico holandés que desarrolló buena parte de su carrera profesional en Gran Bretaña, publicó un artículo científico titulado, precisamente, "Acerca de los objetivos y métodos de la etología". Algunos años más tarde, Tinbergen, Lorenz y von Frisch recibirían el premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus estudios sobre el comportamiento de los animales, de modo que la etología se convertiría en una ciencia con entidad propia.




De una forma muy sencilla, la etología tiene dos objetivos: describir y explicar el comportamiento de los animales. Por esta razón algunos autores dicen que la etología pretende estudiar qué hacen los animales y por qué lo hacen. La descripción de la conducta de los animales se realiza mediante la observación, y de ahí que la imagen característica de un/a etólogo/a sea la de una persona que pasa muchas horas observando y registrando la conducta de los animales. La explicación de la conducta, por otra parte, requiere trabajos experimentales o de comparación entre especies. De acuerdo con el artículo de Tinbergen al que nos hemos referido antes, explicar la conducta supone estudiar su control –es decir, los mecanismos fisiológicos que son responsables de la misma-, ontogenia –cómo cambia a lo largo de la vida del animal-, función –cómo contribuye a la supervivencia y éxito reproductivo del individuo que manifiesta la conducta – y evolución –de que manera la conducta se ha modificado a lo largo de la historia evolutiva de la especie-. Estos cuatro aspectos del comportamiento de los animales –control, ontogenia, función y evolución- se conocen a menudo como las cuatro preguntas de Tinbergen.




El término "etología clínica" se utilizó por primera vez en los años setenta para hacer referencia al estudio de los cambios de conducta que los veterinarios utilizan para diagnosticar las enfermedades de los animales. Actualmente, el objetivo de la etología clínica es más amplio e incluye la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de los problemas de comportamiento de los animales domésticos. Los problemas de comportamiento son aquellas conductas de los animales que resultan peligrosas o molestas para las personas, o que pueden causar una lesión o una enfermedad en el animal que las manifiesta. Algunos ejemplos de problemas de comportamiento del perro y del gato son la conducta agresiva, la eliminación en lugares inapropiados, el ladrido excesivo o las conductas de automutilación. Algunos problemas de comportamiento son el resultado de una enfermedad, mientras que otros son la expresión de una conducta normal que, sin embargo, resulta inapropiada en el entorno doméstico.




Los problemas de comportamiento son relativamente frecuentes y disminuyen la satisfacción que proporciona el hecho de tener un animal de compañía. Por otra parte, muchos problemas de comportamiento disminuyen del bienestar de los animales y, en el caso del comportamiento agresivo, pueden suponer un peligro para las personas o para otros animales. Afortunadamente, la mayoría de los problemas de comportamiento de los animales domésticos pueden resolverse, aunque, como ocurre con cualquier otro problema, el tratamiento es tanto más fácil y eficaz cuanto antes se identifica el problema y se consulta al veterinario especialista en etología.

Xavier Manteca, Marta Amat y Valentina Mariotti
Facultad de Veterinaria, Universitat Autònoma de Barcelona



No hay comentarios:

Publicar un comentario