HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




miércoles, 18 de noviembre de 2015

HOMENAJE A DIESEL, EL PERRO POLICIA MUERTO EN PARIS (SPANISH & ENGLISH)





DETRÁS DE LA PORTADA. UNA HEROINA DE TRES PATAS

Para el retratista Martin Schoeller, conocido por sus retratos de cara completa, la menor de sus preocupaciones es tener a su modelo en posición quieto sobre la X marcada en su fondo sin fisuras. Pero cuando se trataba de un héroe de guerra condecorado y con tres patas, perdió una pata tras la cirugía después de recibir cuatro rafagas de un AK-47, esto era exactamente un problema.



Layka, una Malinois belga, una raza conocida por su inagotable energía, de las más altas de todas las razas, engalana la portada de junio del National Geographic. "Ella era una celebridad por derecho propio", dice Martin, después de capturar una serie de imágenes, "Yo sabía que tenía mis manos llenas".
Martin buscaba un aspecto digno, propio de un perro de guerra que casi dio su vida para salvar a un pelotón de soldados en Afganistán. "El perro es básicamente un soldado y se la trató con el respeto de un militar", dijo Martin. "Ella no es un perro faldero que se sienta en el sofá, sino un perro de pelea bien entrenado." Quería capturarla en este espíritu. Para hacer eso, Martin sabía que tenía que fotografiarla con la boca cerrada. Y esa fue la parte difícil.
"El primer plano era más difícil de lo que pensaba que iba a ser, el perro estaba tan lleno de energía", dijo Martin. Ella era "como el conejito de Duracel." Como resultado, se acaloró durante el rodaje y comenzó a jadear y sacó su lengua. El perro no podía quedarse quieto.


 


"La llevamos fuera a gastar un poco de energía, iba tan rápido en sus pies que yo no podía ni siquiera decir que sólo tenía tres patas." Pero eso no parecía frenarla. "Utilizamos la pelota de tenis, hicimos ruido, hicimos sonar teclas tratando de captar su atención como un bebé", dijo Martin. Él renunció a la pelota de tenis porque se excitaba demasiado al verla y dio un vuelco sobre la X.
Así que Martin se agachó, bajó el termostato y se puso a trabajar. El propietario del Layka, el sargento. Julian McDonald, estaba a su lado, consolando y animando a su perro con todo su amor y afecto.





Los fotógrafos de retratos excepcionales tienen la capacidad de conectar alma con alma con sus modelos. Mentalmente se meneaba como un boxeador en el ring para capturar ese exclusivo momento, el brillo de los ojos, la expresión buscada, el gesto facial especial, hasta que saben que lo tienen. Martin pasó varias rondas antes de conectar lo que sabía era el golpe del KO. Conectó con Layka por una fracción de segundo y atrapó el premio que buscaba.








 Articulo publicado en National Geographic
  


Behind the Cover: Martin Schoeller and the Three-Legged Dog


For portrait photographer Martin Schoeller, known for his signature eye-to-eye, full-face portraits, the least of his worries is having his subject stand still on the X marked on his seamless background. But when it came to a three-legged decorated war hero, one leg lost to surgery after taking four rounds from an AK-47, this was exactly the problem.
Layka, a Belgian Malinois, a breed known to have inexhaustible energy—the highest of all dog breeds—graces the June cover of National Geographic magazine. “She was a celebrity in her own right,” Martin said, and after capturing a few frames, “I knew I had my hands full.”
Martin was going for a dignified look, fitting of a war dog that almost gave her life to save a squad of soldiers in Afghanistan. “The dog is basically a soldier and we treated her with the respect of a military person,” Martin said. “She’s not a lap dog that sits on the sofa, but a disciplined fighting dog.” He wanted to capture her in this spirit. To do that, Martin knew he had to photograph her with her mouth closed. And that was the tough part.
“The close-up was harder than I thought it was going to be, the dog was so full energy,” Martin said. She was “like the energy bunny and never slowed down.” As a result she got hot during the shoot and was heavily panting—and out came her tongue. The dog just couldn’t sit still.
“We took her outside to run a bit of energy out of her, and she was so quick on her feet that I you couldn’t even tell that she only had three legs.” But that didn’t seem to slow her down. “We used the tennis ball, made noise, jangled keys trying to capture her attention like a baby,” Martin said. He gave up on the tennis ball because she just got too excited when she saw it and lurched off the X.
So Martin hunkered down, lowered the thermostat to 62°F and got to work. Layka’s owner, Staff Sgt. Julian McDonald, was at her side, comforting and encouraging his dog with all his love and affection.

Exceptional portrait photographers have the ability to connect soul-to-soul with their subjects. Mentally bobbing and weaving like a boxer in a ring to capture that elusive moment—the twinkle in the eye, the sought after expression, the special facial gesture, until they know they have it. Martin went several rounds before he landed what he knew was the knockout punch. He connected with Layka for a split second and grabbed the prize he was after



1 comentario:

  1. Mil gracias por este homenaje a Diesel que al igual que sus compañeros humanos heridos, él ha muerto en acto de servicio luchando contra estos salvajes.
    Gracias a todos los perretes y humanos que pelean por protegernos .
    Besos.
    Mariona

    ResponderEliminar