HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




domingo, 13 de marzo de 2016

LA REALEZA EN CRUFTS (SPANISH & ENGLISH)

Princess Alexandra
Aunque la Realeza no se ha visto muy a menudo  en Crufts, en el pasado que han jugado un papel muy importante en el crecimiento y el aumento del show y muestra, como Charles Cruft se aseguró de obtener cobertura de prensa a través de su presencia.

El librito de abajo detalla los perros de compañía de la reina Victoria en 1846. Tuvo 28 razas, muchas de los cuales eran muy exóticas - Chow Chow, Habanés, perros esquimales, etc. Recibió perros como regalo y también dio a los perros como regalo a los aristócratas y la realeza en toda Europa.

Por lo tanto, la desaparición de los deportes de sangre y el aumento de las exposiciones no sólo estaban impulsados ​​por preocupaciones sobre el bienestar, sino por la constatación de que había un mercado para los perros de lujo entre las clases más ricas y que los espectáculos, como Crufts, actuaban como un escaparate para éstos perros.
Perros de compañía de la reina Victoria en 1846

Charles Cruft decidió, en 1886, que era el momento de poner en marcha su propio programa. A sugerencia de la Duquesa de Newcastle, una formidable influencia en el mundo del perro dominado por los hombres en aquellos días, decidió que Londres debia de tener un programa de terriers, y las seis exposiciones de Terriers dirigidas por Charles Cruft en el muy céntrico Royal Acuarium, en Westminster, entre 1886 y 1890, son las raíces de los Crufts que tenemos hoy.

La primera exposicion llevada a cabo en el Agricultural Hall y el primero en llevar su nombre se llevó a cabo del 11 al 13 de febrero de 1891. La entrada fue grande para su época - 2437 entradas en total (nota: en ralidad eran menos perros - algunos competian en más de una clase). La cobertura fue positiva, si no totalmente acrítica, con la revista Field alabando la calidad de las entradas en algunas razas, pero encontraba a otras un poco deficientes. Un factor importante fue que su exposición atrajo la atención del entusiasta del perro de lujo más famoso de la nación, la reina Victoria.
La realeza expuso en este primer show el Miércoles 11 de Febrero de 1891. A pesar de que el Príncipe de Gales (el futuro rey Eduardo VII) era el presidente del Kennel Club, esta fue la primera vez que algún miembro real ha mostrado en cualquier exposición canina. No se sabe cómo Charles Cruft logró esto. El espectáculo tenía 35 razas de perros más como"extranjeras".
 Prince and Princess Michael of Kent visiting Crufts 1989
El monarca, aunque un amante de los perros y exitoso criador de toda la vida, nunca se había introducido previamente una exposición canina. El Príncipe de Gales, también se inscribió, al igual que el yerno de la reina Victoria, el rey Haakon de Noruega. ¿Cómo Charles Cruft habia logrado esto era un misterio, pero fue oro puro como publicidad. Los perros reales fueron alojados en una jaula espaciosa en lugar de en un banco estándar, pero estaban a la vista de un público entusiasta.

La Reina Victoria inscribió 4 perros - un rough collie llamado Darnley II y tres pomeranios de nombre Gina, Nino y Fluffy. El Rough Collie Darnley II compitió en las clases ordinarias y quedoó un cuarto en clase abierta. Los tres Poms tenían su propia clase especial y Fluffy y Gina consiguieron primeros premios (uno por cada uno en macho y hembra) y Nino obtuvo un Very Highly Commended. Sin embargo, el Príncipe de Gales ganó en la clase abierta (no sin quejarse, por la ausencia de Charles Cruft).
Princess Margaretha visiting Crufts 1970

"Los Perros Extranjeros" tenían una clase llamada Esquimeaux Perros (esquimales o perros de trineo) incluian un samoyedo (deletreado Samoyede y, a veces también llamado un Perro de Trineo de Laponia) llamado Pearl perteneciente al Príncipe de Gales y un Husky (deletreado Huska) co-criado por rey Haakon de Noruega, que era yerno de la Reina Victoria. Pearl y Huska ganaron  premios y el Príncipe de Gales también mostró Bassetts y Rough, que también ganaron todos los premios de su clase.

En 1892, la reina Victoria compitió de nuevo, en las clases abiertas y no en clases especiales sólo para ella. Este fue el últimoo año en que compitió, y todos sus perros eran Poms y lo hizo en las clases ordinarias - Fluffy, Nino, Beppo, Mina, Luna y Gilda. 
Premios fueron los siguientes:  
Fluffy (1º en Abierta Machos y Hembras en Cualquier color) 
Nino (Reserva en Abierta y Hembras Cualquier color) 
Beppo (3º en Abierta Machos y Hembras Cualquier color, tercero en Principiantes Abierta Machos y Hembras Cualquier color) 
Mina (3º en Cachorros Machos y Hembras Cualquier color) 
Luna (2º en los Cachorros Machos y Hembras Cualquier color
Gilda (VHC en Cachorros Machos y Hembras mismo Color)

El glamour real se vio reforzado por las entradas como el Zar de Rusia Alejandro III, el Gran Duque Nicolás de Rusia (que pronto será el zar Nicolás II) y el príncipe Constantino Oldenburg, que envió a un equipo de borzois campeones.
Princess Anne
 
 Duchess of Gloucester

Incluso después de su coronación, el rey Eduardo VII y la reina Alejandra eran habituales en Crufts y por eso, Charles Cruft los situó en una lujosa y muy visible, Royal Box para su comodidad. Su decisión, a partir de 1906, para vestir al personal del staff, en traje naval "Jack Tar", algo incongruente, puede haber sido para reflejar sus propios intereses en el deporte de vela o un gesto patriótico para divertir a sus Majestades. En 1908, el Royal Box se describe como tan lujoso como el Royal Box de Ascot, y estaba amueblado con muebles dorados y cortinas de seda azul, que era el color favorito de la reina. Hubo un desfile de los perros más grandes y más tarde, la reina Alejandra visitó a los boxes para ver a los perros más pequeños para ella, teniendo un interés particular en los pekineses y los West Highland White Terriers.

Después de 1904, el Kennel Club consolidó su autoridad sobre show y las reglas en torno a los premios especiales se hicieron más transparentes y justas, de modo que un perro de calidad podría ganar premios sin la necesidad de pagar tasas adicionales. Aunque los expositores reales no siempre asistieron, Charles Cruft garantizada la cobertura de prensa favorecida por los miembros prominentes de la aristocracia que también eran serios expositores de perros.

Queen Elizabeth II visiting Crufts in 1969 at Olympia, London


El rey Jorge V participó por vez en 1916 y le fue bien con sus perros Labrador (utilizando su propio afijo Wolverton, que se asoció en gran medida con los perros de caza, especialmente los labradores y Clumber Spaniel) y en 1921, cuando el programa se reanudó después de WWI, el espectáculo continuó disfrutando del patrocinio real con el rey y su madre, la reina Alexandra.

Aunque, como una joven princesa, expresó su deseo de participar en el show con sus corgis, la Reina en realidad nunca ha mostrado ningún perro en Crufts. Ella sólo lo ha visitado una vez en 1969, aunque uno de sus labradores, FT CH Sandringham Sydney apareció en un desfile en 1975 (aunque no se haya inscrito en  alguna clase).
Publicado en Curfts.org




THE ROYALS AT CRUFTS

Although the Royals have not often been seen at Crufts, in the past they have played a huge part in the growth and rise of the show and showing, as Charles Cruft made sure to gain press coverage through their presence.

The little book below details Queen Victoria’s pet dogs in 1846. She had 28 breeds, many of which are very exotic – Chow Chows, Havanese, Esquimeaux dog etc. She received dogs as gifts and also gave dogs as gifts to aristocrats and royalty across Europe.

So, the demise of blood sports and the rise of showing were not just driven by welfare concerns but by the realisation that there was a market for fancy dogs amongst the wealthier classes and that shows, such as Crufts, acted as a shop window for these dogs.

Charles Cruft decided, in 1886, it was time to launch his own show. At the suggestion of the Duchess of Newcastle, a formidable presence on the male-dominated dog scene of the day, he decided that London should have a terrier show and the six Terrier shows run by Charles Cruft at the very central Royal Aquarium in Westminster between 1886 and 1890, are the roots of the Crufts show we have today.

The first show held at the Agricultural Hall and the first to carry his name was held from 11th to 13th February 1891. The entry was large for the time – 2437 entries in total (note: actual dogs less – some compete in more than one class). The coverage was positive, if not entirely uncritical, with the Field magazine praising the quality of entries in some breeds but finding others somewhat lacking. One crucial factor was that his show attracted the attention of the nation’s most famous fancy dog enthusiast, Queen Victoria herself.

Royalty exhibited at this first show on Wednesday 11th Feb 1891. Although the Prince of Wales (the future King Edward VII) was the patron of the Kennel Club, this was the first time any Royalty has shown at any dog show. It is unknown how Charles Cruft achieved this. The show had 35 breeds plus “Foreign Dogs”.

The monarch, though a lifelong dog lover and successful breeder, had never previously entered a dog show. The Prince of Wales, the future King Edward VII (and Patron of the Kennel Club) also entered as did Queen Victoria’s son-in-law, King Haakon of Norway. How Charles Cruft pulled this off is a mystery, but it was publicity gold. The Royal dogs were accommodated in a roomy kennel rather than on a standard bench, but were in full view of an enthusiastic public.

Queen Victoria entered 4 dogs – a Rough Collie named Darnley II and three Pomeranians named Gina, Nino and Fluffy. The Rough Collie Darnley II competed in ordinary classes and took a Fourth in Open Dog. The three Poms had their own special class and Fluffy and Gena got first prizes (presume one each for dog and bitch) and Nino got a Very Highly Commended. However, the Prince of Wales won in open competition (not without complaint, dismissed by Charles Cruft ).

“Foreign Dogs” had a class called Esquimeaux Dogs (Eskimo or Sled Dogs) included a Samoyed (spelled Samoyede and sometimes also called a Lapland Sled Dog) named Perla belonging to the Prince of Wales and a Husky (spelled Huska) co-bred by King Haakon of Norway, who was Queen Victoria’s son-in-law. Perla and Huska both took prizes and The Prince of Wales also showed Rough Bassetts, which likewise won every prize in their class.

In 1892, Queen Victoria competed again, in open classes rather than in special classes just for her. This was the only other year she entered, and all her dogs were Poms and competed in ordinary classes – Fluffy Nino, Beppo, Mina, Luna, and Gilda. Prizes as follows
Fluffy (1st in Open Dogs & Bitches Any Other Colour)
Nino (Reserved in Open Dogs & Bitches Any Other Colour)
Beppo (3rd in Open Dogs & Bitches Any Other Colour, 3rd in Novice Dogs & Bitches Any Colour)
Mina (3rd in Puppy Dogs & Bitches Any Colour)
Luna (2nd in Puppy Dogs & Bitches Any Colour)
Gilda (VHC in Puppy Dogs & Bitches Any Colour)

The Royal glamour was enhanced by entries from The Tsar of Russia Alexander III, Grand Duke Nicholas of Russia (soon to be Tsar Nicholas II) and Prince Constantine Oldenburg, who sent over a team of champion Borzois.

Even after his coronation, King Edward VII and Queen Alexandra were regulars at Crufts and Charles Cruft laid on a sumptuous, and very visible, Royal Box for their comfort. His decision, from 1906, to dress his show staff, somewhat incongruously in “Jack Tar” naval dress may have been to reflect his own sailing interests or a patriotic gesture to amuse their Majesties. In 1908, the Royal box is described as being as luxurious as the Royal box at Ascot, and was furnished with gilt furniture and blue silk drapery, which was the Queen’s favourite colour. There was a parade of the larger dogs and afterwards, Queen Alexandra visited the benches to see the smaller dogs for herself, taking a particular interest in the Pekingese and West Highland White Terriers.

After 1904 the Kennel Club consolidated its authority over dog showing and rules around special prizes became more transparent and fair, so that a quality dog could gain awards without the need to pay additional fees. Though Royal exhibitors did not always attend, Charles Cruft ensured flattering press coverage for those prominent members of the aristocracy who were also serious dog exhibitors who did attend.

King George V entered for the first time in 1916 and did well with his Labrador Retrievers (using his own Wolverton kennel name, which was largely associated with gundogs, especially Labradors and Clumber Spaniels) and in 1921, when the show resumed after WW1, the show continued to enjoy Royal patronage with the King and his mother, Queen Alexandra both competing.

Although, as a young princess, she expressed a wish to enter the show with her Corgis, the Queen has never actually shown any dogs at Crufts. She has only visited once in 1969, though one of her Labradors, FT CH Sandringham Sydney featured in a parade in 1975 (though was not entered in a class).

No hay comentarios:

Publicar un comentario