HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




miércoles, 13 de abril de 2016

CARTA DE DESPEDIDA DE UN LECTOR ANÓNIMO

Esta bonita carta la ha dejado una persona anónima entre los comentarios del blog. Con su permiso quisiera compartirla con vosotros.

Hoy hace una semana que me arrancaron un trozo de mi vida y de mi corazón, sin avisarme y sin darme tiempo a asimilarlo. aun me siento morir. Nunca nada me ha dolido tanto como la pérdida de mi Luna, jamás te consideré solo un perro, para mi fuiste mucho más, fuiste y siempre serás mi niña, mi bebé, mi luneta, mi hija, mi sombra, mi princesa, mi amiga, mi confidente, mi compañera de viaje…
Sólo tú y yo sabemos el vínculo tan fuerte que nos unía, esa conexión tan especial y esa complicidad que muy pocos podrán entender, pero que sólo tú y yo sentíamos y comprendíamos.
Soy incapaz de describir lo que siento, te extraño muchísimo, la casa ya no es la misma sin ti, siento tu andar por toda la casa, tus ladridos cada vez que sonaba el timbre o venía alguien, tus efusivos recibimientos al llegar a casa, tus continuas muestras de cariño y amor incondicional, te siento en cada rincón pero no te veo, no he dejado de pensar en ti ni un solo segundo, se me está haciendo muy duro el pensar que ya nunca más te volvería a tener. Esta vez lloro, te busco y no estás a mi lado como lo hacías siempre. Qué injusta es la vida!
No estaba preparada para este desenlace y más siendo una perrita tan joven y llena de vitalidad. todavía me acuerdo del día que entraste en casa hace 6 años y 3 meses siendo sólo un bebé, y parece como si hubiesemos pasado toda una vida juntas… siempre tan dulce, tan noble, tan adorable, tan atenta, tan comprensiva, tan perfecta, tan cariñosa, tan increíble, tan incondicional, tan especial, tan tú y con una bondad extrema.


Me has dejado un gran vacío, Te has llevado una gran parte de mi corazón y de mi alma, que jamás la ocupará nada ni nadie, te has llevado los mejores años y momentos que hemos vivido y compartido juntos, han sido maravillosos… qué injusto que te hayas ido tan pronto y sin previo aviso, aún teníamos muchas cosas que vivir juntos.
No puedo decirte adiós, y no quiero porque ojalá algún día nos volvamos a encontrar y te vea tan feliz como lo eras a nuestro lado. Sólo decirte que te quiero, te amo, y no te olvidaré jamás. Significabas mucho para mí, te recordaré por todo lo que me has dado que fue mucho y de lo bueno lo mejor.
Allá donde estés, por favor sé feliz como lo has sido a nuestro lado, y acuérdate de lo mucho que te queríamos, y lo felices que hemos sido juntos, sólo han sido pocos años pero a la vez muy intensos, hubiéramos dado lo que fuera por seguir teniéndote a nuestro lado y seguir disfrutando de tu compañía unos años más.
Ahora solo nos queda llorarte, hacernos a la idea y acordarnos de lo maravillosa que fuiste.
Descansa mi pequeña, y hasta siempre.




2 comentarios:

  1. Comprendo al amigo de Luna, y le animo a que vaya a la perrera más próxima y que adopte otr@ perrit@. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo único malo que tienen los perros es lo poco que viven...

      Eliminar