HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




jueves, 20 de octubre de 2016

GATOS LONDINENSES EN 1950, POR THURSTON HOPKINS



Thurston Hopkins, es uno de los grandes fotoperiodistas de Gran Bretaña, ha creado brillantes obras de arte a lo largo de sus 101 años de vida, pero fue la serie "1951 Gatos de Londres", la que le dio el reconocimiento como un fotógrafo con mucho talento y único. Hoy en día la profundidad y la narración de historias intrigantes en sus cuadros en blanco y negro de felinos son apreciados no sólo por los amantes del arte, sino también por los amantes de los gatos en todo el mundo.
A principios de la década de 1950 Hopkins trabajaba para Picture Post, donde sus imágenes de gatos consiguieron serpublicadas por primera vez. Mientras Hopkins caminaba por las calles de Londres haciendo reportajes para otras tareas, se topaba con muchos gatos que estaban sin hogar tras los bombardeos de la guerra. Muchos de esos vagabundos tuvieron que establecerse en los refugios anriaéreos. Vivian y críaban de manera más o menos salvaje y sobrevivian con las sobras dadas por vecinos amistosos.
En aquellos días, incluso los gatos que tenían buenos hogares pasaban un montón de tiempo en las calles de Londres. Era una práctica común dejar que el gato saliera de casa antes de que los propietarios fueran a la cama, ya que no existían trampas para gato por entonces. Por lo que incluso esos gatitos que tenían casas seguían siendo gatos callejeros primero y gatos domésticos segundo.

Hopkins tomó estas imágenes icónicas de gatos en busca de un poco de comida, y ahora la atmósfera especial de Londres en 1950 y la misteriosa vida de los gatos estan atrapadas para siempre para que las generaciones futuras disfruten.


Thurston Hopkins, one of Britain’s greatest photojournalists, created brilliant works of art throughout his 101 years of life, but it was 1951 Cats of London that gave him recognition as a very talented and unique photographer. Nowadays the depth and the intriguing story telling in his black and white pictures of felines are appreciated not only by art-lovers, but also by cat-lovers worldwide.
In the early 1950s Hopkins was working for Picture Post, where the images of cats got first published. As Hopkins was walking the streets of London doing reportage for other assignments, he met many cats which were made homeless by the blitz. Many of those strays had to establish themselves in the bombsites. They were living and breeding more or less wild and surviving on the scraps given by friendly neighbours.
Back in those days, even the cats that had good homes would spend loads of time on the streets of London. It was a common practice to let the cat out of the house before the owners went to bed, as cat-flaps did not exist then. So even those kitties that had homes were still street cats first and domestic cats second.
Hopkins took these iconic images of cats attracting them with a little food, and now the special atmosphere of 1950s London and the mysterious lives of cats are forever captured for future generations to enjoy.














Publicado en BoredPanda








No hay comentarios:

Publicar un comentario