HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 27 de enero de 2017

MANEKI NEKO; EL GATO DE LA SUERTE


Se trata de un amuleto japonés de la buena suerte que, desde Japón, se ha ido extendiendo por todo el mundo.
También es conocido como el gato que saluda porque “maneki” procede del verbo japonés “maneku”, que se traduce como “invitar a pasar” o “saludar”; sin embargo, se trata de un gato que llama porque el saludo en Japón no se hace con los movimientos de los brazos, sino inclinando el cuerpo hacia adelante, a modo de reverencia.



En los países orientales es habitual verlos en las entradas de los establecimientos públicos para atraer la fortuna. En estos casos el Maneki Neko siempre está sentado y suele tener una pata en alto, normalmente la izquierda, para que atraiga a los clientes. Pero también puede tener en alto la pata derecha, en cuyo caso atrae la prosperidad y el dinero. Asimismo, aunque son escasos, pueden verse con las dos patas en alto, en cuyo caso se cree que protege al establecimiento. Se asegura que la altura de la pata también influye a la hora de atraer al público desde mayor distancia.




Al tratarse de un amuleto, también es importante el color de la figura. Así, si está decorado como si fuera una gata tricolor (negro, blanco y naranja), se pretende atraer la mayor suerte posible; el verde atrae la salud y la seguridad del hogar, así como éxito en los estudios; el blanco, como símbolo de pureza, atrae cosas buenas; los colores plata o dorado fomentan el éxito en los negocios, los de color azul hacen realidad los sueños, los de color rojo ahuyentan lo malo y atraen el éxito en el amor; los negros evitan la mala suerte y aumentan la felicidad y las figuras del Maneki Neko de color rosa permiten elegir a la persona con la que te casas, aunque suponemos que este apenas se usa hoy día.


No se sabe con certeza cómo nació y se desarrolló la figura del Maneki Neko, así nosotros os vamos a contar nuestra preferida y que data de la época Edo. Se trata de la historia de una gata tricolor de raza Bobtail Japonés que, desde un pobre templo budista, hizo señas a un acaudalado señor feudal que se resguardaba bajo un árbol cercano durante una tormenta. Ante esta sorprendente llamada, el señor feudal se acercó al templo justo cuando un rayo cayó sobre el árbol donde se refugiaba. Al haberle salvado la vida se hizo amigo de la gata y del único sacerdote que lo habitaba, por lo que acabaron siendo amigos y nunca le faltó que comer; tampoco a la gata, que se llamaba Tama.


Publicado en Royal Canin

1 comentario:

  1. Oh Dios mìo!!!!. Que no vea esto Paula. Entrará en pánico!!!. El gato éste, ni suerte ni nada de nada.
    Mariona

    ResponderEliminar