HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




viernes, 17 de marzo de 2017

BOB; EL GATO CALLEJERO



La historia real de un músico callejero de Londres ex adicto a la heroína que vive acompañado de su gato Bob se plasmó en el 2012, en un libro llamado: “A street cat named Bob” el cual escaló rápidamente en la lista de los libros más vendidos.
 Cuando el músico ambulante James Bowen encontró al gatito callejero Bob, éste le cambió la vida. Era un gato perdido en la escalera del bloque de su casa en Tottenham (Londres). 


Bowen vivía en Londres tocando su guitarra hoy aquí y mañana allí. Lo último que necesitaba era una mascota, pero cuando vio a ese precioso gato callejero pelirrojo herido, seguramente por otro gato, no pudo desentenderse. No sabía que su vida estaba a punto de cambiar. 



Había estado luchando contra su adicción a las drogas después de haber estado tres años sin hogar. Estaba en un programa de recuperación cuando conoció a Bob, estaba malherido. Llevó el gato al veterinario, le curaron las heridas y a pesar de sus escasos recursos económicos, le proporcionó la medicación necesaria. “No tenía planes de retenerlo. Pensé que era un gato callejero. Pero después de tres semanas, traté de dejarlo libre”. “Lo dejé fuera pero el no se iba. Él me seguía por la carretera. Un día me siguió hasta el autobús número 73, se subió después de mí“.

Pues ahora viene la versión actuada. Sony Pictures lanzó recientemente el trailer de esta historia, dirigida por Roger Spottiswoode. 













Texto publicado en Un Mundo Feliz






No hay comentarios:

Publicar un comentario