HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 4 de agosto de 2017

STREET DOGS; UN VISTAZO A LA VIDA CALLEJERA; POR TRAER SCOTT


Street Dogs es un proyecto de la fotógrafa Traer Scott que explora la vida y rescate de perros que viven solos o en grupo cerca del contacto humano en las calles de Puerto Rico y México.
Durante la elaboración de Street Dogs, Scott viajó con distintos equipos de rescate animal a lo largo de las zonas urbanas y rurales de ambos países. El principal propósito de este proyecto fue documentar las múltiples facetas de abandono, el abuso y la indiferencia que se vive en localidades marginadas.
La serie de fotografías nos invita a reflexionar sobre la situación que se vive con los perros en nuestro país, pero ¿cómo es que podemos ayudar a cambiar? Poco a poco, con pequeñas acciones que impacten aunque sea a un sólo perro.












Publicado en Super Cachorros 

UNA NUEVA ENTREGA DE NATIVOS AMERICANOS POR MARTIN GRELLE (SPANISH & ENGLISH)



Martin Grelle: Nacido y criado en las estribaciones que rodean su ciudad natal de Clifton, Texas, creció con un profundo deseo de capturar sobre el lienzo la belleza de su hogar. Inspirado por el sabor de la pequeña ciudad y su gente, comenzó a pintar a una edad temprana, ya los dieciocho años recibió críticas profesionales del conocido artista de cowboys James Boren.Martin Grelle comenzó a pintar a una edad temprana. Con la dirección de los artistas del Oeste James Boren y Melvin Warren, los dos en el área de Clifton mientras estaba en la escuela secundaria, ya fue capaz de convertirse en un artista de tiempo completo a los 20 años. Desde entonces, ha estudiado, viajado ampliamente y buscado temas en todo el Oeste americano. Trabajando principalmente en óleos sobre lienzo, casa sus figuras con el paisaje en un estilo rico en colores vibrantes.Su pasión por el Viejo Oeste es evidente en el impresionante paisaje que retrata. Trabajando en óleo, Grelle quiere que los espectadores sientan una conexión con su arte que es cálido y acogedor. Su sutileza tranquila y la atención al detalle lo han convertido en uno de los mejores y más reconocidos artistas del Oeste, siendo famoso por sus pinturas del Occidente contemporáneo.


Martin Grelle: Born and raised in the foothills surrounding his hometown of Clifton, Texas, he grew up with a deep desire to capture on canvas the beauty of his home. Inspired by the flavor of the small town and its people. He began to paint at an early age, and at eighteen sought professional criticism from noted Cowboy Artist James Boren.
Martin Grelle began painting at an early age. With the guidance of Western artists James Boren and Melvin Warren, both of whom settled in the Clifton area while he was in high school and was able to become a full-time artist in his early 20s. Since that time, he has studied, traveled widely, and sought subject matter throughout the American West. Working primarily in oils on canvas, he marries his figures with the landscape in a painterly style rich in vibrant color.
His passion for the Old West is evident in the striking landscape he portrays. Working in oil, Grelle wants viewers to feel a connection to his art that is warm and inviting. His quiet subtlety and attention to detail have made him one of the finest and most recognized of western artists, renowned for his painting of the contemporary West.






















jueves, 3 de agosto de 2017

PREPARANDO AL PERRO PARA LA LLEGADA DEL BEBÉ


La llegada a casa de un bebé siempre es un acontecimiento único y nuevo para todos los miembros de la familia incluida la mascota del hogar. Nuevos olores, sonidos y objetos se darán cita en el núcleo familiar y supondrán cambios considerables en el día a día, por ello, es conveniente seguir un proceso de adaptación tanto en los meses previos al nacimiento como en los posteriores.
En este artículo haremos énfasis en un protocolo que será útil para que el perro se adapte bien al cambio y su asimilación a la nueva vida sea lo más normal posible. 

Una nueva rutina

Hay que ser consciente de los cambios que supondrá en la rutina habitual la llegada del bebé. Estos cambios, en el día a día pueden ser introducidos meses antes del nacimiento para que el animal vaya acostumbrándose. No lo hagas de manera brusca. Hay tiempo para hacerlo paulatinamente. Analiza tu día a día con el animal y ahora piensa cómo será cuando el bebé esté en casa, haz un cuadrante de horarios y ve introduciendo poco a poco nuevas rutinas. No hablamos de eliminar comportamientos como juegos o actividades físicas, hablamos de alterarlos en la medida de lo posible para compatibilizar el tiempo que dedicarás al bebé y el tiempo que dedicarás al perro.



Los cambios bruscos en tu comportamiento hacia el perro no son convenientes
Hay que acostumbrar al animal a cierto nivel de independencia, introduciendo actividades que no requieran de tu participación o que se realicen lejos de ti, como podría ser el hecho de estar solo en su cama sin necesidad de que tú estés en la misma habitación. Utiliza juguetes interactivos y déjale jugando en otra habitación. No olvides que este tipo de actividad debe ser introducida de manera gradual.
Si consideras que en un principio la actividad física del perro se verá reducida drásticamente sería conveniente que te plantearas la contratación de los servicios de un paseador de perros. Sobre todo en los primeros días


Un paseador de perro puede ser la opción ideal para mantener el nivel de actividad óptimo en el perro
Seguramente existan algunos comportamientos que te preocupen y que quieras cambiar. Ahora es el momento perfecto para que se adapte a las nuevas normas. Si por ejemplo quieres prohibirle subir al sofá, busca una buena cama y prémiale cada vez que se tumbé allí. Siempre trataremos de reforzar los comportamientos de manera positiva. Busca información de calidad, déjate asesorar por educadores caninos o acude a cursillos donde te enseñarán a educar al perro mediante premios y recompensas. 

Habilidades para convivir con el bebé

Adaptarse a la nueva rutina y a las nuevas normas no es todo. Ejercicios básicos como sentarse, tumbarse, quedarse quieto, caminar al lado durante el paseo o acudir a la llamada serán imprescindibles para que la convivencia sea más sencilla.
También es conveniente que el perro aprenda a saludar sin saltar, jugar sin morder, soltar los objetos que tiene en la boca y diferenciar entre los juguetes suyos y los del bebé. Además si el perro tuviera algún problema de conducta o mostrara una conducta agresiva en algunas situaciones (enseña los dientes, gruñe o intenta morder) debes ponerte en contacto lo antes posible con un veterinario especialista en conducta animal. Mejor resolver cualquier problema antes de que llegue el bebé. 
Nunca utilices los juguetes del bebé para jugar con el perro.

El mundo de los niños

Puede ocurrir que el perro haya tenido contacto con niños y bebés desde cachorro y ya esté acostumbrado a su olor o a sus sonidos, sin embargo de no ser así, el animal puede encontrar realmente sorprendentes muchos de los estímulos relacionados con el bebé y por ello te aconsejamos seguir estos pasos: 

  • Estímulos acústicos: Puedes encontrar una grabación del llanto de un niño y ponerla a volumen bajo mientras juegas con el perro o le entregas trocitos de una comida sabrosa. Cuando se acostumbre al sonido, puedes ir subiendo el volumen.

  • Estímulos visuales: Introduce cuanto antes los objetos nuevos relacionados con el bebé como el carrito, y deja que el perro los explore con toda tranquilidad y progresivamente. Sobre todo, presta atención a los que se mueven y hacen ruidos.

  • Estímulos olfativos: Puedes empezar a utilizar productos para el cuidado del bebé que utilizarás más adelante, así se acostumbrará a algunos olores nuevos. Además una vez haya nacido el bebé, se puede traer su ropa usada del hospital y dejar que el perro la huela mientras se le entregan premios, así tu perro hará una asociación positiva con el olor del bebé.

Esperamos que estos consejos sean útiles y que tu perro se encuentre cómodo cuando llegue el bebé al hogar. ¡Ah!, por cierto, no olvides hacer fotos y vídeos del momento. 




Escrito por Gabriella Tami para Affinity
Doctorada en Veterinaria y Máster en Etología
 

FOTO DEL MES DE JULIO/2017 (SPANISH & ENGLISH)

La foto más votada por vosotros durante el mes de julio ha sido: 
con 292 votos
The most voted photo for you during the month of may has been:  Heroes that do not occupy covers, anonymous author with 292 votes.


Esta ha sido la clasificación del mes:
This has been the classification of the month:


 Soñando en Verde por








GRACIAS POR VUESTROS VOTOS
THANKS FOR YOUR VOTES
 

300 OSOS, 500 LINCES Y 2.000 LOBOS

 
Los amantes de la naturaleza nunca tenemos suficiente cuando se trata de garantizar su protección y mejorar su estado de conservación. Todo nos parece poco. Especialmente aquellos que, prismáticos al cuello y cuaderno de campo en ristre, peinamos canas en esto de salir a disfrutarla. Los que venimos de la penuria, el susto y la agonía. Porque en los años setenta, la naturaleza, más que amarla se sufría.
Por aquel tiempo la naturaleza ya lo era todo en mi vida. Mientras el resto de mis compañeros del cole llevaban la carpeta forrada con fotos de futbolistas o estrellas del pop, yo lucía orgulloso las fotos de mis tres animales favoritos: el lobo, el lince y el oso. A cual más bello: a cual más amenazado. 


Recuerdo que uno de mis primeros artículos publicados a principios de los ochenta se tituló precisamente “Adiós al lince” y fue un lamento ante lo que parecía ser el empujón definitivo hacia su extinción: el violento brote de mixomatosis que arrasó las poblaciones de conejo, base de la alimentación del felino. 

Joaquín Araujo acaba de publicar su famoso libro “Todavía vivo”, con dibujos de Juan Varela: una lúcida obra, como todas cuantas parten de su pluma, en la que un puñado de especies se dirigía por carta a los humanos haciéndolos culpables de su incierto destino. “Daros prisa –gritaba el lince ibérico en su carta- saludadme antes de que solo quede de mí una huella sin uñas”. Para acabar con un lamento, un grito lastimero “para poder soportar los últimos instantes, porque sé que me extingo”. Y así era.
En los años 80 y 90 se desconocía con exactitud el estado de conservación del lince ibérico. Sabíamos que la especie estaba muy amenazada, pero los censos, como el de 1988, no arrojaban datos exactos: ¿500? ¿1.000? entre esas cifras andábamos. En 1994 llega el primer Proyecto Life y en 1999 se aprueba la Estrategia Para la Conservación del Lince Ibérico en España. Las cosas parecen enderezarse. 


Evolución esperanzadora
 
Después de décadas con cifras muy negativas, la población de lince ibérico ha registrado una remontada prodigiosa
Sin embargo, en diciembre de 2004, durante el seminario internacional sobre la especie celebrado en Córdoba, los científicos nos dejan a todos helados: la población de lince ibérico se cifra en menos de 100 ejemplares, exactamente entre 80 y 95. La suerte parecía echada. El lince cumplía con su despedida epistolar.
Pero a partir de ahí se produjo una remontada prodigiosa, hasta llegar a los cerca de 500 linces (podríamos ser más optimistas pero vamos a dejar la cifra ahí) que actualmente corretean por sus actuales territorios, algunos recuperados gracias a los programas de cría en cautividad y reintroducción de la especie. El lince se queda.


Como se queda el oso pardo, al que los amantes de la naturaleza llegamos a ver todavía más contra las cuerdas, plantando cara a la extinción con una reducida población de poco más de una treintena de ejemplares. Hoy sin embargo nuestro oso encara el futuro con mucha más esperanza: superando los 300 individuos (podríamos ser más optimistas pero vamos a dejar la cifra ahí) entre la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. El oso también se queda.


Como el lobo ibérico. Tras más de medio siglo de persecución y acoso, tras verse arrinconado en los últimos páramos, cerca del abismo de la extinción, el censo nacional de la especie de 2014, coordinado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, determinó la existencia de 297 manadas, distribuidas básicamente entre Castilla y León (179), Galicia (84), Asturias (37) y Cantabria (12). Respecto al número total de lobos el dato parece obvio: sería el resultante de multiplicar el número de ejemplares por manada por el total de manadas. Pero eso no es tan fácil. 


Algunos investigadores de la especie cifran entre 4 y 8 los ejemplares que componen una manada de lobo ibérico. Según el biólogo Juan Carlos Blanco, uno de los máximos expertos de nuestra especie, la cifra de individuos por manada viene determinada por la cantidad de alimento disponible y podría llegar a superar los 10 ejemplares. Hace poco Andoni Canela, fotógrafo de naturaleza y gran conocedor del lobo, me mostraba la foto de una sola manada formada por 14 lobos, lo que confirmaría la opinión de Blanco. En todo caso, para no pecar por exceso y ser ponderados vamos a dejarlo en 7 individuos por manada. Eso nos daría una cifra de 2.079 lobos (podríamos ser más optimistas pero vamos a dejar la cifra ahí). 


300 osos, 500 linces y 2.000 lobos. Ni en mis mejores sueños lo habría imaginado. Debemos seguir trabajando en su conservación. Queda mucha labor por realizar al respecto. Pero hemos logrado mucho. El año pasado vi a las tres especies en libertad: un privilegio al que nunca pensé acceder en aquellos años, cuando todo apuntaba a que íbamos a perderlas para siempre.



Escrito por José Luis Gallego en La Vanguardia