HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




martes, 19 de diciembre de 2017

HACE 8.000 AÑOS; LOS PERROS YA LLEVABAN CORREA


El gesto de poner una correa alrededor del cuello del perro cuando lo sacas a pasear puede ser mucho más antiguo de lo que se te pueda ocurrir. Unos grabados de hace 8.000 años encontrados en Shuwaymis, una región montañosa del noroeste de Arabia Saudita, muestran las que pueden ser las representaciones más antiguas de estos animales y, sorprendentemente, van atados a sus dueños. Las imágenes sugieren que los humanos dominaron el arte de entrenar y controlar a los canes miles de años antes de lo que se pensaba, según recoge la web de la revista Science.


Los grabados muestran a cazadores acompañados de perros y algunos de ellos tienen líneas que van desde el cuello del animal hasta la cintura del hombre, que son probablemente correas. La zona de Shuwaymis fue habitada hace unos 10.000 años por cazadores-recolectores. Unos 2.000 o 3.000 años después, sus habitantes se convirtieron en pastores. En las representaciones que dejaron se encuentran los primeros perros de caza: 156 en Shuwaymis y 193 en un área cercana, Jubbah. Todos son de tamaño mediano, con orejas puntiagudas, hocicos cortos y colas rizadas, señas de identidad de los canes domésticos. En algunas escenas, los perros se enfrentan a los burros salvajes. En otros, muerden el cuello y el vientre de cabras montesas y gacelas. Y en muchos, están atados a un ser humano armado con un arco y una flecha.


Los investigadores dicen que estas imágenes es «lo más parecido a un vídeo de YouTube», una ayuda inestimable para datar la antigüedad de la domesticación de los canes, que hasta ahora solo podía estudiarse por los huesos de perros antiguos encontrados en todo el mundo.




El Perro de Canaán






Los antiguos perros de caza de Arabia Saudita (abajo) podían ser parecidos a los actuales perros de Canaán (arriba)
Los perros de Shuwaymis se parecen mucho al perro de Canaán de hoy en día, una raza en gran parte salvaje que deambula por los desiertos de Oriente Medio. Eso podría indicar que estos pueblos antiguos criaron perros que ya se habían adaptado a la caza en el desierto, según explica el equipo esta semana en el Journal of Anthropological Archaeology. O incluso pudieron haber domesticado de forma independiente a estos perros del lobo árabe mucho después de que los perros fueran domesticados en otro lugar, lo que probablemente ocurrió hace entre 15.000 y 30.000 años.


Todavía hay que confirmar la datación de los grabados, pero incluso si no son tan antiguos como creen los investigadores, las correas sí son de lejos las más antiguas de la Historia. Hasta ahora, la evidencia más temprana de esas sujeciones provenía de una pintura mural en Egipto fechada hace unos 5.500 años. Los cazadores árabes pudieron haber usado las correas para mantener a sus perros cerca y protegidos o para entrenar a nuevos ejemplares. Que las correas vayan a la cintura del cazador podía haber liberado sus manos para el arco y la flecha.



Sin embargo, los investigadores también advierten de que las líneas en los grabados podrían ser simbólicas, la descripción de un vínculo. De cualquier manera, dicen, ese vínculo simbólico o real era claramente muy fuerte. Los perros eran auténticos compañeros.



Publicado en ABC 


No hay comentarios:

Publicar un comentario