HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 9 de febrero de 2018

¿POR QUÉ MI GATO DUERME TANTO'


De promedio, los gatos duermen entre 13 y 16 horas cada día. La cantidad varía según la edad del gato y su personalidad pero suele ser más o menos el doble del tiempo que necesitaría dormir un humano. Entonces, ¿cómo es que los gatos necesitan dormir tanto?

FISIOLOGÍA DEL GATO

Los gatos son fundamentalmente depredadores. Esto significa que anatómica y fisiológicamente están diseñados para la caza de su alimento, independientemente de si lo necesitan o no. Los gatos salvajes suelen cazar sus presas y luego dormir profusamente. Esto se debe a que la caza requiere una gran cantidad de energía.  Los gatos domésticos son iguales que los salvajes en este sentido, por mucho que solo cacen su juguete favorito o corran detrás de un ratón; el resultado es el mismo. Emplean técnicas de movimiento que les causan un desgaste importante: acechan, persiguen, se abalanzan al ataque e incluso ascienden hasta posiciones elevadas.


Además, los gatos se mantienen siempre alerta durante la caza, lo cual implica niveles altos de adrenalina y un mayor gasto energético para mantener el cuerpo en tensión.  Todo esto significa que a pesar de que los gatos pasan relativamente poco tiempo cazando, el gasto energético que les supone es desproporcionadamente alto. Así pues, tras la caza están exhaustos y la mejor manera de reponer energías es echar una siestecita.


LA SIESTA FELINA

En contra de lo que se suele creer, los gatos no son animales nocturnos. En realidad, son animales crepusculares. Es decir que cuando están más activos es durante el anochecer y el amanecer. Esto encaja con su instinto de caza, ya que estas son las franjas de tiempo durante las que sus presas están más activas. Los gatos también perciben mejor el movimiento y ven mejor que los humanos de noche, ya que les basta un poco de luz para ver con bastante claridad. Es frecuente que los gatos se mantengan activos tras el anochecer, lo cual puede explicar el mito de que son animales nocturnos.  Sin embargo, por lo general los gatos dedican la noche a dormir. Lo que sí que es prácticamente universal es que decidan despertarnos al amanecer y exigir su desayuno. Por otra parte, por poco que se hayan dedicado a la caza nocturna, tendrán sus reservas de energía bastante bajas, así que al comenzar el día probablemente hagan una siestecita, la primera de las muchas que harán a lo largo del día.


EL SUEÑO DE LOS GATOS

El sueño de los gatos oscila entre un ligero sopor y un sueño profundo. El sueño ligero suele durar entre quince y treinta minutos, mientras que el sueño profundo suele prolongarse unas cinco horas. Durante el sueño ligero, los gatos se pueden despertar y actuar de forma inmediata. Esto queda reflejado por su postura al dormir: la posición de descanso permite levantarse casi de inmediato y sus orejas suelen mantenerse levantadas durante el descanso y responden a los sonidos ambientales. También puede que muevan algo la cola o incluso que mantengan un ojo medio abierto durante este tipo de descanso, quizás para asegurarse de que no pasa por ahí ningún ratón sin que se enteren. Por lo contrario, durante el sueño profundo su postura, incluidas las orejas, será mucho más relajada, y puede que veas que tiembla o mueve las patitas mientras duerme. 




Los gatitos y los gatos ancianos tienden a dormir más que los adultos sanos. Sin embargo, independientemente de si tienes un gatito travieso o un gato mayor más perezoso, constantemente necesitarán hacer una pausa para recargar las pilas. Esto les permite estar el máximo de activos mientras están despiertos e interactúan contigo.
Si te parece que tu gato duerme más de lo que sería habitual en él, consulta con tu veterinario.



Publicado en Purina 




No hay comentarios:

Publicar un comentario