HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




martes, 13 de marzo de 2018

PROBLEMAS DE TIROIDES EN PERROS Y GATOS


Es probable que alguno de vosotros o alguien que conozcas tenga problemas de tiroides. Es algo bastante común en humanos actualmente. El caso es que los animales también los padecen. Aquí hablaremos sobre el hipo e hiper tiroidismo en perros y gatos. Sus síntomas e implicanciones.



HIPERTIROIDISMO 

La glándula tiroides produce hormonas esenciales que participan en la regulación de muchas funciones vitales del cuerpo. Los tumores de la glándula tiroides pueden provocar sobreproducción de esas hormonas, es decir, hipertiroidismo. El hipertiroidismo suele desarrollarse gradualmente y puede ser difícil notarlo en las primeras etapas.
En los gatos, los tumores tiroideos por lo general son benignos y no se diseminan a otros órganos. En los perros, el potencial de que los tumores tiroideos sean malignos y se diseminen por el cuerpo es mucho mayor.


Las mascotas pueden presentar uno o muchos de estos síntomas comunes, incluyendo:
  • Pérdida de peso
  • Aumento del apetito (puede aumentar en gran medida)
  • Aumento de la ingesta de agua
  • Heces frecuentes
  • Inquietud
  • Llanto
  • Jadeo
El diagnóstico se basa en los signos clínicos, los hallazgos del examen y el estudio hematológico, que incluye el análisis del nivel de hormonas tiroideas. 

 
El tratamiento varía según el tipo de tumor, la especie y el estadio de la enfermedad. Los tratamientos habituales para el hipertiroidismo felino incluyen:
  • Administración de una droga
  • Irradiación (radioterapia) del tejido del tumor tiroideo
  • Extirpación quirúrgica del tejido del tumor tiroideo
En el hipertiroidismo canino, por lo general se recomienda la extirpación quirúrgica del tumor tiroideo ya que el potencial de que esos tumores sean malignos es mucho mayor. Los perros también pueden recibir medicamento o radioterapia.


HIPOTIROIDISMO

El hipotiroidismo suele desarrollarse gradualmente y se puede confundir con facilidad con pereza o con “estar más lento” a causa de la edad o de obesidad. Esta enfermedad es infrecuente en los gatos.
Las mascotas pueden presentar uno o muchos de estos síntomas comunes, que incluyen:
  • Aumento de peso
  • Actividad reducida
  • Disminución de la energía
  • Búsqueda de calor
  • Piel seca o con descamación
  • Infecciones crónicas en la piel y orejas
  • Pérdida de pelo
  • Oscurecimiento de la pigmentación de la piel
  • Expresión facial lánguida o triste
El diagnóstico se basa en los síntomas, los hallazgos del examen y el estudio hematológico, que incluye el análisis del nivel de hormonas tiroideas.



El tratamiento por lo general consiste en un medicamento que reemplace la hormona tiroidea que falta. Después de empezar a administrar reemplazo hormonal a una mascota, el nivel de hormonas tiroideas debe controlarse 1 o 2 meses después, luego de cualquier ajuste del medicamento y, a partir de entonces, ocasionalmente para asegurarse de que la dosis sea la adecuada.
Los problemas concurrentes, como infecciones de piel u oído, también necesitan el tratamiento adecuado.
Muchas mascotas que reciben reemplazo hormonal tienen un aumento de la energía, empiezan a perder el exceso de peso y tienen mejoría en los problemas de piel u oído. A menudo parecen sentirse mejor en términos generales.


Puntos importantes
  • Usa todos los medicamentos según lo recetado por tu Médico Veterinario.
  • Tu mascota necesitará controles de nivel de hormonas tiroideas según lo que le indique tu Médico Veterinario.
  • Monitorea el progreso de su mascota atentamente y vuelva a llevarla a los controles si tiene alguna inquietud.
Si tu mascota presenta alguno de estos síntomas, no dejes de consultar con tu veterinario.




Publicado en Dr. Pet

No hay comentarios:

Publicar un comentario