HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




miércoles, 9 de mayo de 2018

¿PORQUÉ A MI PERRO SE LE PONE EL PELO ROJO?


Entre aficionados y criadores de perros existe la creencia de que algunas dietas o alimentos pueden hacer que el color del pelo de los perros de manto negro enrojezca. ¿Es esto cierto? Veamos, a continuación, qué factores pueden provocar el enrojecimiento del pelo negro azabache del perro.
El color del pelo viene dado por varios factores, por una parte es determinante el tipo y color del pigmento que se deposita en el pelo cuando este está todavía en el interior del folículo piloso. Por otro lado, los factores genéticos determinan cómo se distribuyen dichos pigmentos en el pelo, cómo se difuminan y la distribución del color del pelaje en las diferentes zonas corporales del perro.


Otras causas pueden afectar al color del pelo por ejemplo sustancias tópicas, medicamentos, el envejecimiento o la exposición a la luz solar.
El envejecimiento del pelo provoca cambios en los pelos de color oscuro o negro hacia un tono más rojizo o marrón rojizo. Este cambio se produce sobre todo en la zona de la punta del pelo.


La exposición a la luz solar también puede provocar que los pelos negros se tornen rojizos. Al ocurrir esto, el cambio afecta a diferentes partes del pelo pero la base permanece de color negro generalmente. Asimismo, productos de uso tópico como champús o productos antiparasitarios pueden darle al pelo un color rojizo, que se distribuirá, bien de modo uniforme, bien en la zona de aplicación.
Existe una sustancia que está presente en la saliva y lágrimas del perro, que se llama porfirina, que proviene del metabolismo de la hemoglobina y se enrojece debido a la exposición al sol. Podemos ver este efecto de enrojecimiento en el pelo del perro alrededor de los ojos o en zonas donde se lamen en exceso.


Estos son los factores conocidos que provocan un cambio de color en el pelo del perro hacia un tono más rojizo. Nunca se ha establecido una conexión entre estos y la dieta o suplementos dietéticos. Sí es cierto que una deficiente nutrición puede producir que el pelo del perro esté falto de brillo y de color apagado o una deficiencia, por ejemplo de cobre, puede causar una hipopigmentación que resultará en un pelo rojizo en los perros de manto oscuro.


En el caso de los perros dorados o con tonos color fuego existe la creencia de que administrando ciertos suplementos, ciertas dietas “especiales” o incluso zanahorias se intensifica el color rojizo del pelo de nuestro perro. Las zanahorias y otros suplementos utilizados contienen betacarotenos, que no son más que precursores de la vitamina A y son pigmentos rojo oscuro. Al ser consumidos por el perro, una enzima en su intestino los convierte en vitamina A activa, que se absorbe y almacena en el hígado. 


La vitamina A es necesaria para,  entre otras funciones, el mantenimiento de los epitelios, pero no es responsable del cambio del color del pelo del perro. Los betacarotenos de la zanahoria sí influyen en el color de la piel, como sucede en las personas que consumen gran cantidad de esta hortaliza, pero no en el color del pelo. En los perros la piel se oculta bajo la densa capa pilosa y, al igual que las personas de pelo castaño oscuro o negro que comen zanahorias no se vuelven pelirrojas, aunque su piel adquiera más fácilmente un bonito tono dorado o bronceado; los perros suplementados con betacarotenos no cambiarán su coloración del manto ni se volverán pelirrojos.


Sí es cierto que la dieta influye en la calidad del pelo, pero refiriéndonos a su brillo, hidratación y nutrición. Una dieta equilibrada, rica en vitamina A y en otros elementos como, por ejemplo, ácidos grasos, hará que el pelo luzca brillante y lustroso, pero no que cambie su color. Es por tanto, suficiente para que el pelo de nuestro perro brille y luzca sus diferentes tonalidades, una dieta adaptada a sus necesidades fisiológicas y que cubra sus requerimientos nutricionales. Aunque el tono del manto puede variar levemente en función de agentes ambientales como la cantidad de luz solar o la dieta, la mayor parte de la coloración de las diferentes razas depende sobre todo de su genética, por ello si queremos perros con tonos fuego intensos seleccionemos reproductores que tengan muy marcada esta característica.



Publicado en El Blog de Arion



 

2 comentarios:

  1. Muy cierto, a ninguna persona le cambia el color del cabello por ingerir un alimento en específico. No había notado que algunos perros toman ese tono rojizo con el sol, pero ahora me es mucho más evidente, gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Yo he tenido cockers negros, efectivamente, el sol les pone reflejos caoba

      Eliminar