HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




miércoles, 17 de julio de 2019

GALGOS DE PAPEL; POR LORRAINE CORRIGAN (SPANISH & ENGLISH)


Si eres un ávido amante de los perros o incluso si no, estoy seguro de que estas esculturas juguetonas no te pueden dejar de poner una sonrisa en tu rostro. Lorraine Corrigan de Hounds of Bath en Inglaterra trabaja con alambre, papel mâché y páginas de libros antiguos para captar las delicadas características de los galgos. 


If you're an avid dog lover or even if you aren't, my guess is these playful sculptures can't help but bring a smile. Lorraine Corrigan of Hounds of Bath in England works with wire, papier mâché, and old book pages to capture the delicate features of sighthounds.


























martes, 16 de julio de 2019

VICTIMAS DE LA MODA "ANTIVACUNAS"


El fenómeno es causante de que algunas enfermedades que se encontraban erradicadas se hayan reavivado.




Las vacunas en los animales de compañía son totalmente eficaces, además de una práctica necesaria
«La grandeza y el progreso moral de una nación se mide por cómo trata ésta a sus animales». Ya lo decía Mahatma Gandhi. Aún queda un largo camino por recorrer para que los animales sean tratados como los seres sintientes que son. Unos meses después de que se aprobase por unanimidad en el Congreso de los Diputados la propuesta de Ciudadanos para añadir una categoría especial en el Código Civil que dejase de reconocer a los animales como seres patrimoniales u objeto de embargo en procedimientos judiciales, el abandono de mascotas o las agresiones físicas que sufren siguen a la orden del día. No sólo estas conductas suponen una forma de maltrato. Privar a una mascota de su derecho a la salud es una falta igual de grave, o más.



El fenómeno «antivacuna», extendido entre la población en los últimos años, con todos los riesgos que ello conlleva, es causante de que muchas enfermedades erradicadas en ciertos países hayan vuelto a reavivarse, por no hablar de las vidas que esta creencia, tan radical como peligrosa, se ha cobrado.
«No cabe ninguna duda de la eficacia y necesidad de las vacunas en animales de compañía», explica Manuel Lázaro, del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. Hace así referencia a determinadas enfermedades de gravedad o con fuertes secuelas, entre las que destaca la parvovirosis canina o el moquillo. La prioridad de todo cuidador debería ser proteger tanto a su can, de unas condiciones de salud deplorables, como a los que le rodean frente a posibles casos de «zoonosis» –enfermedades que pueden ser contagiadas a humanos–. «En la actualidad, unas 60.000 personas al año siguen falleciendo en el mundo por esta terrible enfermedad por falta de vacunación», comenta el colegiado en lo referente a una patología que hasta mediados del siglo pasado producía miles de muertes en nuestro país: la rabia. 



El error viene de pensar que solamente los animales de países donde ésta se encuentra potencialmente activa necesitan protegerse. Muchos viajeros que visitan en compañía de sus mascotas el norte de África, e incluso otros lugares de Europa, pueden convertirlas, sin darse cuenta, en portadoras del virus. De ahí, la importancia de su vacunación, pese a su inexistencia en el territorio. Es más, según datos de la Organización Mundial de la Salud, el contagio es producido en el 99% de los casos por perros domésticos y los más afectados son los menores de 15 años.



Para el veterinario Juan Manuel Manzano no sería necesaria una revacunación anual para prevenir según qué enfermedades. El experto recomienda no vacunar a las mascotas si éstas no padecen algún tipo de patología más allá de cuando son cachorros o ya son bastante adultos, como mecanismo de refuerzo. En cambio, recalca que hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de tomar decisiones sobre las vacunas a las que someter a su perro, debido al consciente riesgo que puede suponer para la salud del animal. Manzano aconseja: «¿vacunar a un animal adulto sin ningún tipo de patología? No». Acentúa que esto no desestima la necesidad de proteger a la mascota en un periodo base de su vida en el que es fundamental un cuadro de vacunas completo que permita el desarrollo de un sistema inmunológico efectivo para evitar así complicaciones en el futuro.



Repara en que, en cierto modo, la vacunación de animales se ha extrapolado en exceso a todo posible patógeno que pueda ser causante de que nuestra mascota enferme debido al ánimo de lucro de muchos veterinarios. «Se ha transformado en un negocio de una magnitud inimaginable. Existe el llamado «límite de inmunidad» en cada animal que hace inservible cualquier tipo de defensa añadida una vez éste sea alcanzado. Por lo que repetir ciertas dosis no aumentaría la protección», sentencia.



Publicado en La Razón




martes, 2 de julio de 2019

LA DOMESTICACIÓN DE PERROS Y GATOS


Animales domésticos son aquellos a los que los humanos hemos moldeado para nuestro beneficio. Con este objetivo se han ido escogiendo animales con unas características concretas, como una dieta flexible, capacidad de reproducción en cautividad y sociabilización, entre otras, que han facilitado este proceso. Los animales domesticados comparten un conjunto de características concretas que facilitan este proceso.
En el caso de los perros empezó antes del Neolítico y en el de los gatos hace unos 10.000 años. La domesticación de los perros es un ejemplo perfecto de cooperación entre dos carnívoros sociales (perros y humanos) por un mismo recurso, la alimentación; mientras que los gatos han mantenido su independencia y se han beneficiado del ser humano.

Animales en actividades humanas

Con el paso del tiempo, se han ido usando los animales domésticos en todo tipo de actividades humanas, incluso las más pioneras en su momento, como viajar al espacio o actuar en películas y series de televisión. El uso de animales en actividades humanas es tan variado que va desde el cine hasta los tratamientos terapéuticos.
Pero su función más “humana” es en tratamientos terapéuticos y en trabajos con grupos con estigmas sociales. Esto es debido a la facilidad de las personas por expresarse con los perros y a los beneficios psíquicos y físicos relacionados con tocar animales, ya que se liberan sustancias relacionadas con el placer y disminuyen las relacionadas con el estrés.




Para entender mejor las relaciones entre los animales domésticos y los humanos, los científicos las estudian desde diferentes ámbitos: Jordi Rosell, desvela los orígenes del perro, Helena Bat, estudia el comportamiento de los gatos, Jaume Fatjó, trabaja la relación entre animales y tratamientos terapéuticos y Victòria Coll, modifica el comportamiento de perros y gatos. Incluso comics como “Blacksad”, de Juan Díaz Canales, permiten entender mejor su comportamiento humanizándolos.



Publicado en RTVE 

domingo, 30 de junio de 2019

HACER CINOFILIA



Seguramente alguna vez Ud. se preguntó por qué un puñado de personas trabaja en un "Club de perros", sin entender los motivos que las impulsa a invertir su tiempo, su energía, y hasta su dinero; ganándose a menudo disgustos, sinsabores, alguna que otra antipatía y, a veces... alguna que otra satisfacción.
Respuesta: Para "HACER CINOFILIA".



Consultado el diccionario deducimos que el término "CINÓFILO", se aplica al que es amigo o aficionado a los perros.

Por eso: 

"Hacer Cinofilia" es poner a volar sueños e ilusiones para criar perros de pura raza, de pedigree, sanos, de excelente calidad, buscando satisfacer las expectativas para las que fue creada cada raza.





"Hacer Cinofilia" es organizar más y mejores exposiciones, con jueces competentes que realmente estén en condiciones de elegir los mejores ejemplares, que luego marcarán una tendencia en la crianza. 

"Hacer Cinofilia" significa programar cursos, seminarios, conferencias. Es imperioso que los "perreros" nos capacitemos técnicamente en temas fundamentales como estructura, movimiento, crianza, manejo sanitario, comprensión de los standards, preparación para pista, etc., etc.


"Hacer Cinofilia" es velar por la pureza del Registro Genealógico. El futuro de nuestras razas depende substancialmente de ello. TOMEMOS CONCIENCIA. Hoy estamos criando los reproductores del mañana. De nuestra habilidad y de la seriedad con que encaremos esta actividad, dependerá la herencia que le dejemos a los futuros criadores.




"Hacer Cinofilia" también es dejar de lado intereses personales y mezquindades en pos de un interés comunitario. El nexo que nos une, la amalgama que nos nuclea, lo que nos emparenta con tanta gente en todo el mundo (seguramente más de la que imaginamos), es la CINOFILIA. El amor a este gran compañero: "EL PERRO". 


"Hacer Cinofilia" es promover la actividad no solo en Buenos Aires, sino también en el interior del país, allí donde la organización requiere mayores esfuerzos de parte de un puñado de personas que trabajan para un "Club de perros". Allí donde las exposiciones se constituyen en verdaderos eventos culturales.


Finalmente
"Hacer Cinofilia" es dis-fru-tar esta actividad; compartir, planificar, soñar, estudiar, difundir, esforzarse, ilusionarse, trabajar...., y ante un fracaso volver a ilusionarse y trabajar con mayor ahínco. 
En definitiva, luchar por un ideal: CINOFILIA AL MÁS ALTO NIVEL. 


Estamos intentándolo... ¿ NOS ACOMPAÑA? 




Patricia Nemirovsky Alsina


viernes, 28 de junio de 2019

LOBOS Y LOBITOS; POR LESLEY HARRISON


Lesley Harrison nació siendo una amante de los animales. Al crecer en Sacramento, California, su vida temprana consistía en vivir con una colección de animales, desde perros y gatos hasta gallinas. Describe que su amor por los animales está en su sangre. Cuando estaba en segundo grado, comenzó a dibujar animales. Su animal favorito para dibujar eran los caballos.


Ahora, como adulta, no solo pinta caballos, sino también otros animales salvajes como lobos, zorros y pumas. También hace retratos y figuras humanas. Al pintar animales, lo describió como: "Siempre he tratado de establecer conexiones con los animales, no solo de estudiarlos. No estoy buscando un retrato. Estoy buscando una conexión". 
Actualmente, Lesley vive en California con su esposo, John que es escultor, en una hermosa zona cerca de Lake Tahoe.  Es aquí donde continúa pintando y también organiza talleres sobre pintura. 















miércoles, 26 de junio de 2019

CUIDADO DE LOS OIDOS EN VERANO

 
El cuidado y la revisión periódica de los oídos debe formar parte de sus rutinas de higiene durante todo el año, pero en verano el perro puede tener más contacto con el agua: baños en el mar, en el río o en la piscina y esto le hace estar más expuesto a las molestas otitis.  

Te damos 5 consejos para evitarlas.

1. Cuidado con los perros de orejas largas y caídas:

La gran mayoría de las otitis afectan al oído externo, que es la parte del conducto auditivo situada entre el pabellón auditivo y la membrana timpánica. La falta de aireación del conducto supone un caldo de cultivo ideal para los parásitos, hongos, bacterias y levaduras, que crecen y proliferan en estos conductos, especialmente si la humedad y el calor del verano favorecen esta “invasión”. Hay que estar particularmente atentos si tenemos un perro de orejas largas y caídas, como los sabuesos y basset hounds, ya que son especialmente vulnerables a padecer con frecuencia este tipo de problemas.


Del mismo modo, las infecciones pueden darse en los pliegues del conducto auditivo externo, como resultado de la suciedad, o bien porque alojan algún cuerpo extraño, como por ejemplo espigas.

2. Hábitos de higiene rutinarios:

Hay que limpiar bien y con delicadeza todas las zonas de la oreja a las que se puede acceder fácilmente. Para ello se puede utilizar una gasa empapada (y escurrida) en un producto comercial específico para la higiene auricular que os aconseje el veterinario. Con ella limpiaremos la superficie interior de de la oreja del perro (la parte que se puede ver con facilidad).
Una vez que esté limpio, con una nueva gasa ya sin producto limpiaremos la zona visible del oído interno, sin empujar más allá donde notemos resistencia y con mucho cuidado. Si la gasa “sale”  muy sucia hay que cambiarla tantas veces como sea necesario. Si queréis utilizar bastoncillos, para limpiar la parte más interna y profunda del conducto auditivo externo, (la que no se ve) es imprescindible que vuestro veterinario os muestre cómo hacerlo del modo correcto para no causar lesiones y evitar empujar residuos al interior que pueden ser la causa de tapones.


3. El pelo en los oídos:

Muchos perros presentan abundante pelaje en el interior del pabellón auditivo, suele ser un pelo de naturaleza blanda y suave que resulta fácil de eliminar. Es aconsejable quitarlo ya que “atrapa” suciedad y espigas y se puede enredar con facilidad, formando una maraña que dificulta aún más la necesaria aireación del oído externo. Vuestro peluquero canino puede recortarlo, y si os veis en la necesidad de hacerlo vosotros mismos, proceded así: con vuestros dos dedos a modo de pinza, y de manera suave y decidida, los vais quitando poco a poco, para que al perro no le moleste ese leve tironcito. La escasa aireación del oído unido al acúmulo de secreciones predispone a las otitis infecciosas, que suelen ser de etiología bacteriana.


4. El verano y el agua: las dolorosas otitis

Los baños frecuentes y la natación predisponen a las otitis por hongos y levaduras, sobre todo en los perros de orejas largas y caídas. Para prevenir en lo posible su aparición, tras cada actividad acuática de vuestro perro secadle los oídos bien a fondo, ¡pero no se los frotéis con mucha fuerza!
Muy atentos a estos signos: acudiremos al veterinario si notamos cualquiera de los siguientes síntomas, indicativos de una posible otitis:
Muy atentos a estos signos: acudiremos al veterinario si notamos cualquiera de los siguientes síntomas, indicativos de una posible otitis:
  • Secreción abundante del oído, generalmente de color oscuro
  • Mal olor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Piel caliente
  • Sacudidas frecuentes de la cabeza
  • Cabeza inclinada hacia un lado-


  • Frotamiento de las orejas contra objetos o el suelo




    5. En caso de que haya a un cuerpo extraño en el oído:
  • Si tenemos la sospecha de que “algo” que se le ha metido en el oído: una espiga, una piedrecilla, arena o cualquier objeto, debemos evitar introducir gasas o bastoncillos, pues podemos “incrustarlo” aún más en el delicado canal auditivo y causar una lesión. En este caso, hay que acudir al veterinario para que proceda a su extracción.

  • Es importante tener en cuenta que la otitis puede ser provocada por causas muy diversas y, a menudo, los tratamientos indicados para un tipo son perjudiciales para otro. Por poner un ejemplo: un perro con otitis por levaduras por inmersión en agua nunca debe ser tratado con antibióticos, ya que con ellos las levaduras proliferarán más y empeorarán el cuadro, del mismo modo que la otitis bacteriana jamás debe tratarse con antimicóticos.
    Además, aparte de las causas ya apuntadas más arriba, muchos perros padecen otitis de tipo alérgico, frecuentemente asociadas a alergia a picadura de pulgas.




    Por todo ello, si nuestro perro aparece con otitis, lo más aconsejable es acudir al veterinario, identificar la causa y tratarlo adecuadamente para que no se cronifique. Es muy importante ser constante y seguir exactamente las instrucciones del veterinario, ya que las otitis crónicas son muy molestas y difíciles de solucionar.




    Publicado en el blog de Arión