HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




martes, 2 de junio de 2020

MI TÉCNICA PARA JUZGAR, POR HERMAN L. FELTON 1ª PARTE



Como solía preguntarme, ahora que me estoy acercando a la madurez avanzada y tiendo a recordar cosas pasadas en lugar de anticiparlas en el futuro: ¿hice lo que tenía sentido y demostró cierto grado de progreso intelectual con el paso del tiempo; o caí en una rutina desde el principio y seguí la corriente? Cabello canoso, engrosamiento de la cintura pero cerebro en punto muerto; un síndrome muy común.



Durante décadas de juzgar a los perros de raza pura, he desarrollado una filosofía y una técnica con las que me siento muy cómodo y que me permite cumplir con mis buenos criterios de juicio: 

A. Encuentre y recompense los mejores especímenes de la raza en el ring en un momento dado según su comprensión e interpretación del estándar de la raza.

B. Juzgue a todo el perro en general.



C. Desprecie al guía del perro.

D. Trate de juzgar de tal manera que un espectador interesado y atento pueda entender lo que está buscando y seguir su razonamiento.


E. En el momento apropiado, reorganice la clase para reflejar sus opiniones sobre los participantes en las últimas etapas del proceso para que los contendientes se acerquen entre sí para facilitar la comparación.

F. Sea decisivo y consistente. No repita la misma característica una y otra vez. No verá más la tercera vez que la primera y la segunda.

G. No te quedes solo mirando. No esperes la guía divina.



H. Casi siempre, sus primeras impresiones son las más válidas. No sobrecargue y confunda sus circuitos cerebrales reexaminando, volviendo a visitar y reevaluando demasiado.

I. No obtener ideas posteriores y cambiar de repente el énfasis de su proceso de toma de decisiones.

J. Durante años observando y estudiando excelentes ejemplares de la raza que juzgó, indudablemente ha formado una imagen mental de "uno bueno". Use esto como su guía. No vaya con el flujo de "publicidad" o "manejador".



K. Sea consistente honestamente, no superficialmente. Respetarse a uno mismo. Cometerá un “error” ocasional (tal vez se dé cuenta cuando vea a su perro Best of Breed en el ring grupal), pero haga de esto una parte de su mejora continua como juez.

L. Continuar siendo un estudiante de cada raza que juzgue, incluso después de que sienta que ha obtenido su doctorado en la materia. Todos sabemos que hay una evolución continua en todas las razas que no se puede ignorar.



Escrito por Herman L. Felton en The Canine Chronicle



domingo, 31 de mayo de 2020

¿SE SUICIDAN LOS ANIMALES? POR PABLO HERREROS


En el año 1965, la investigadora en comportamiento animal Margaret Howe Lovatt, enseñó varias palabras en inglés al delfín Peter. Tras perder los fondos para su investigación, Peter fue trasladado a un minúsculo tanque donde apenas podía moverse y al poco tiempo se deprimió. Lovatt asegura que un día se suicidó negándose a respirar. La BBC exploró esta posibilidad en el documental llamado "La mujer que hablaba a los delfines".

 Margaret Howe Lovatt "La mujer que hablaba a los delfines" 

Poco después aconteció un caso similar. En los años setenta, el entrenador de delfines Ric O'Barry, confesó que la delfín que él entrenaba, llamada Kathy, un día sin saber por qué saltó a sus brazos y mirándole a los ojos, paró voluntariamente de respirar para después desaparecer en el fondo de la piscina que había sido su prisión, dejando así de existir para siempre. 
Pero, ¿realmente se suicidan los animales? y ¿pueden llegar a un grado de desesperación como para hacerse daño a sí mismos? La respuesta no es  sencilla pero hay indicios de que podría ser cierto. 
Los cétaceos pueden ser animales donde esto ocurra, teniendo en cuenta que su respiración no es automática o un acto reflejo como sí es la nuestra. Ellos necesitan controlar en su totalidad el acto a cada inhalación, para poder sumergirse o dormir en el agua. Esta diferencia implica que son capaces de no respirar a propósito. 

 Ric O'Barry con sus delfines

Los delfines, además, poseen estructuras cerebrales asociadas con las emociones y otras capacidades muy desarrolladas. Son seres muy conscientes de sí mismos, extremadamente inteligentes y sensibles, lo que les convierte automáticamente en candidatos perfectos para tener ganas de desaparecer de este mundo. 
De hecho, muchos varamientos de delfines, orcas y ballenas permacen como un misterio. Algunos se pueden explicar por razones conocidas por todos, como el hecho de que el instrumental de los barcos y otras señales submarinas dañan su sistema de ecolocalización, haciéndoles perder el rumbo. Pero tras muchas autopsias, no todos se pueden explicar así. 

Por ejemplo, en Agosto del 2015, en Nueva Escocia, catorce ballenas quedaron atrapadas en una playa y solo una de ellas estaba enferma. La explicación de algunos biólogos de la zona fue que habían malinterpretado la marea y quedaron atrapadas. Pero, ¿alguien de verdad se cree que una especie que posee uno de los sentidos más sofisticados del planeta repetiría este mismo error una y otra vez? Al menos pongámoslo en duda. 
El asunto del suicidios en delfines lo trató por primera vez el historiador romano Plinio, en su libro Naturalis Historiae, en el cual relata la historia del suicidio de un delfín que se negó a respirar tras ver a su amigo morir, un niño con el que había establecido una sincera amistad durante varios años.


Pero hay especies implicadas. En 1845, la publicación Illustrated London News dio a conocer el interesante caso de un perro Terranova al que se había visto alicaído y con síntomas de no tener ganas de vivir durante días. Los testigos declraron : " el perro se tiró al agua del Támesis y se esforzaba en hundirse manteniendo inmóviles sus patas ".
Pero en la mayoría de las especies lo más frecuente es la muerte por inanición cuando pierden a un ser querido. Existen casos de chimpancés, gorilas, elefantes y aves como los guacamayos, los cuales tras perder a sus parejas o amigos de zoológico, parecen perder la ilusión de vivir y se niegan a ingerir alimento aunque estén completamente sanos, lo que incondicionalmente les lleva a la muerte. Una mezcla de melancolía y tristeza les provoca depresión. 
Los animales sujetos a confinamiento o mascotas con experiencias traumáticas de separación a veces resultan en comportamientos auto-destructivos también. Factores como el hacinamiento, el aislamiento o la separación pueden hacer emerger comportamientos en los que los animales se ponen en riesgo a sí mismos. 


Sobre estos casos poseemos evidencias muy reveladoras. Por ejemplo, los síntomas previos a un suicidio, son idénticos para algunos animales y  humanos: ansiedad, pánico y aislamiento.
En esos contextos de sufrimiento, los animales y personas se hacen daño a sí mismos. Se golpean la cabeza sin parar una y otra vez. O también se arrancan el pelo o la piel. Precisamente, los caballos, conejos y ratas que sufren de ansiedad se auto mutilan, especialmente justo antes de la madurez, como ocurre con los adolescentes humanos, el grupo más vulnerable a los suicidios. 
Las causas pueden ser distintas y más complejas en el Homo Sapiens, pero en ambos, las ganas de morir surgen de un sentimiento de desesperanza. De hecho, parte de los suicidios humanos se explican bajo la teoría de la " indefensión o desesperanza aprendida ", desarrollada por el psicológo Martin Seligman tras su descubrimiento en perros. En términos populares, sería algo así como tener interiorizada la idea: " haga lo que haga nada cambiará ".


Se sabe que los suicidas tienen niveles muy altos de indefensión. Es un sentimiento que afecta a todas nuestra decisiones. Compuesto por una combinación de derrota y sensación de estar atrapado. El pensamiento de que ya nada depende de uno y todo se escapa a nuestro control. Sensación muy destructiva cuyas consecuencias son la elevación de las tasas de mortalidad y quizá suicidio también, tanto en animales como en humanos.


Nos falta mucho por saber aún pero no debemos descartar la idea de que para algunos animales, obligarles a vivir en determinadas circunstancias, provocan en ellos comportamientos que nos recuerdan al suicidio humano. 


Escrito por Pablo Herreros en El Mundo




viernes, 29 de mayo de 2020

LECHE DE VACA Y TRASTORNOS DIGESTIVOS


Aunque es una práctica bastante generalizada, no es conveniente alimentar a los cachorros, y tampoco a los animales adultos, con leche de vaca. Solemos caer en el error de que es una práctica beneficiosa para ellos, cuando en realidad es perjudicial.


Por ejemplo, los perros adultos, carecen de una enzima -la lactasa- necesaria para transformar la lactosa de la leche en glucosa. Esta carencia hace que, la administración de leche de vaca, se traduzca en alteraciones digestivas. En el caso de los cachorros, la alimentación con una leche maternizada que no sea similar a la leche materna puede producir trastornos digestivos que comprometerán su desarrollo y crecimiento.


Si comparamos ambas, la leche de perra tiene un contenido mayor en grasa y proteína que la leche de vaca, y una proporción en lactosa tres veces menor. Por tanto, los cachorros alimentados con leche de vaca sufrirán fuertes diarreas.


Si necesitamos, por fallecimiento, enfermedad de la madre o camada muy numerosa, reemplazar o suplementar la natural lactación materna, existen en el mercado sustitutivos lácteos o leches maternizadas como fuente de nutrición. Estos productos tienen una composición muy similar a la leche materna canina, y son nutricionalmente más completos y digestivamente más seguros que una “receta” casera o la leche de vaca. Con ellos conseguiremos, además, unos índices de crecimiento satisfactorios



Publicado en el Blog de Arion






ARTHUR WARDLE. PINTANDO TERRIERS (SPANISH & ENGLISH)


Arthur Wardle (1860-1949) fue un pintor Inglés.
Nacido en Londres, con apenas dieciséis años Wardle ya tenía una obra que se mostraba en la Royal Academy. Su primera exposición fue un estudio de ganado por el río Thames, lo que le condujo a un interés de por vida en pintar animales. En 1880 se mudó a Wardle Oakley Square, Camden, pero el éxito artístico le permitió pasar a la zona de clase más alta en el 34 de Alma Square en St John's Wood en 1892. Wardle fue prolífico; hasta 1936 expuso más de 100 obras en la Royal Academy, así como la Society of British Artists en la calle Suffolk. Pintó una gran variedad de animales con la misma habilidad, pero su trabajo se puede dividir en dos categorías, domésticos y exóticos; animales del extranjero, incluyendo leopardos, osos polares y los tigres como el Deer-Stealer (1915) fueron pintados a partir de bocetos que hizo en el zoológico de Londres. Es considerado igualente experto en conocimiento de oleos, acuarelas y pasteles y fue elegido miembro de la Pastel Society en 1911 y se convirtió en miembro del Royal Institute of Painters in Water Colours en 1922. En 1931 realizó su primera exposición individual en la Fine Art Society y en 1935 la Vicar´s Gallery expuso su obra. También exhibió en París. En 1936 Wardle se trasladó al oeste de Londres.



Su carrera fue un gran éxito y sus obras continúan siendo buscadas y ampliamente reproducidas en postales, calendarios y cajas de bombones. Sigue siendo uno de los pintores de perros mas ampliamente conocidos de los siglos XIX y XX, especialmente por sus pinturas de terriers. Wardle pintó lo que es probablemente la pintura más conocida del fox terrier en su forma moderna, La Totteridge XI (1897) La pintura fue encargada por el famoso criador de fox terrier de pelo corto Francis Redmond.Wardle pintó toda una serie de perros de Redmond. El original está en la galería de la Kennel Club en Londres.

Arthur Wardle murió el 16 de julio 1949.
































Arthur Wardle (1860–1949) was an English painter.



Born in London, aged just sixteen Wardle had a piece displayed at the Royal Academy. His first exhibit was a study of cattle by the River Thames, leading to a lifelong interest in painting animals. In 1880 Wardle lived in Oakley Square, Camden, but artistic success enabled him to move to the more upmarket 34 Alma Square in St John's Wood by 1892. Wardle was prolific; until 1936 he exhibited more than 100 works at the Royal Academy, as well as the Society of British Artists at Suffolk Street. He painted a variety of animal subjects with equal skill but his work may be divided into two categories, domestic and exotic; animals from overseas including leopards, polar bears and tigers such as The Deer-Stealer (1915) [1] were painted from sketches that he made at London Zoo. He is considered equally proficient in oils, watercolours and pastels and was elected to the Pastel Society in 1911 and became a member of the Royal Institute of Painters in Water Colours in 1922. In 1931 he held his first one-man exhibition at the Fine Art Society and in 1935 the Vicar’s Gallery put on an exhibition of his work. He also exhibited in Paris. By 1936 Wardle had moved to West London.

His career was highly successful and his works continue to be sought after and widely reproduced on postcards, calendars and boxes of chocolates. He remains one of the widely known dog painters of the 19th and 20th Centuries, and he is particularly known for his paintings of terriers. Wardle painted what is probably the best known painting of the fox terrier in its modern form, The Totteridge XI (1897).[4] The painting was commissioned by famed smooth fox terrier breeder Francis Redmond; Wardle painted a number of Redmond’s dogs. The original is in the gallery of The Kennel Club in London.

Arthur Wardle died on 16 July 1949.



BELGRAVE JOE; RECUERDOS DE OTROS TIEMPOS, POR AMY FERNANDEZ


La Biblioteca AKC exhibe deslumbrantes piezas de arte y artefactos caninos. Sin embargo, nada llama la atención como el pequeño esqueleto con cubierta de vidrio cerca de las ventanas. Nadie pasa sin mirar y anotar su raza y nombre. Pero, ¿cuántos visitantes comprenden la importancia histórica de la contribución de Belgrave Joe a los perros de pura raza?



Su esqueleto fue montado por su último propietario, Luke Turner, un criador dedicado de Fox Terrier que quería asegurarse de que los futuros criadores de Fox Terrier entendieran la proporción y la simetría que Belgrave Joe transmitía a la raza. Pocos aficionados lo vieron durante su vida. Aunque solo se le exhibió una vez, fue el padre de la fundación de líneas de sangre de pelo corto y duro. La vieja guardia como Francis Redmond y Sidney Turner supervisaron los restos de Belgrave Joe hasta que murieron. Luego fue adoptado por el Royal Veterinary College, alojado en un almacén hasta que un estudiante se dio cuenta de su importancia. Irónicamente, este ancestro icónico de una raza británica clásica fue enviado a Estados Unidos, remontado, reubicado en una nueva urna, y desde la década de 1930, Belgrave Joe ha sido exhibido en la biblioteca del American Kennel Club. 



La disposición del Kennel Club a separarse de él es sorprendente. Pero se puede argumentar que la contribución igualmente importante de Belgrave Joe al desarrollo de American Fox Terrier justifica esta transferencia de propiedad. Tenemos suerte de tenerlo y, por lo tanto, estamos obligados a conocer su legado.


Nacido el 31 de julio de 1868, Belgrave Joe pesaba 18 libras. Tenía la cabeza bronceada, el cuerpo blanco, el carácter correcto de terrier y una maravillosa capa de pelo duro. Generalmente admirado porque le faltaba la aspereza que luego seria una plaga en la raza, y a diferencia de muchos Belvoirs, tenía unos pies excelentes. Lo que es más importante, es reconocido como la fuente del tipo moderno de cabeza de Fox Terrier, que varió de mandíbula larga, estrecha y débil a compacta y ancha.

Belgrave Joe con 15 años

Los Fox Terriers, per se, no existían en 1860 y los rasgos distintivos no se inculcaron de manera confiable durante décadas. Establecer el tipo no era poca cosa. Los terriers de caza de jaurias de perros como el Quorn y el Oakley se convirtieron en la base de los perros de exhibición de criadores que a menudo presentaban Bulldog, Beagle, Bull Terrier, Galgo italiano o principalmente retrocruces negro y fuego mucho después de que fuera relevante para la evolución de la raza.

Dos fox terrier de pelo duro en el bosque, por Arthur Wardle

En 1883, Vero Shaw explicó el moderno Fox Terrier derivado principalmente de tres fuentes, "así como los caballos de pura sangre a menudo se agrupan en tres familias, encabezadas por el Derby Arabian, el Byerley Turk y el Godolphin Arabian. Podemos clasificar a los Fox Terriers bajo las familias" de Jock, Trap y Belvoir Joe. La atención contemporánea se centraba en Old Trap de Pytchley Hunt y Old Jock de Grove Hunt. Un semental muy popular, sus hijos se vendieron por 80 libras, más que su peso en plata. Cuando murió en 1871, su cabeza fue montada para la posteridad. Sin embargo, la caza de Belvoir tuvo la mayor inversión en el desarrollo del terrier, manteniendo su línea pura y documentando la cría durante 40 años.



Los Fox Terriers debutaron en las clases en 1862. Una década más tarde se fundó el Fox Terrier Club. Publicaron un estándar en 1876. La cría comenzó en serio y la escena se calentó considerablemente. El padre de Belgrave Joe, Belvoir Joe, fue criado y poseído por los perros de caza de Belvoir. Su pedigrí era puro Hunt Terrier, es decir, negro y fuego. venía de Trimmer, que estaba bien, pero nada especial, también había consenso sobre su madre, Branston's White Vic. Nadie equiparó a Belgrave Joe con Jock y Trap, excepto Turner.

Alexander Pope, 1882

Después de que una generosa oferta de Turner por Belgrave Joe fuera rechazada, se conformó con criarlo. A los diez años, Belgrave Joe fue considerado reciclable y Turner lo compró. Cuatro años más tarde, el autor y juez James Watson lo vio en la casa de Turners: "era un poco más grande que el habitual de los terriers pero tenía una forma maravillosamente verdadera teniendo en cuenta que tenía 16 años". Murió a los 20 años en 1888. Durante su década en la casa de Turner, fue intensamente criado en línea y endogámico. Afortunadamente, otros criadores despertaron a su importancia antes de que el barco naufragara. Él engendró Ch. Brockenhurst Joe, Ch. Richmond Jack y Ch. Richmond Olive, ganadores de élite del primer homenaje al Fox Terrier en Gran Bretaña, la legendaria 50 Copa Guinea Challenge. Olive lo ganó tres veces.


Warren Remedy

El nieto doble de Belgrave Joe, Ch Result, nacido en 1883, perdió solo tres veces en sus cinco años de carrera. Los expertos vigentes, incluido el editor de Fox Terrier Chronicle, Rawdon Lee, lo clasificaron a él y a su media hermana, Olive, entre los diez mejores terriers de Inglaterra. Para entonces, los estadounidenses estaban a bordo y el dinero no era obstáculo para los aficionados como August Belmont. Watson negoció la venta de Richmond Olive a través de George Rapier. Comprado por John Thayer por un precio récord.

Sabine Rarebit

Los descendientes de Belgrave Joe se convirtieron en piedras angulares de líneas de sangre como Warren establecido por Winthrop y Lewis Rutherford en 1882. En un par de generaciones produjeron Warren Remedy. American Field la llamó: "El Fox Terrier más grande que jamás haya honrado el ring, podemos esperar mucho tiempo para que uno la supere". No mintieron Se convirtió en la primera ganadora de BIS de Westminster en 1907, por lo que se convirtió en un hábito hasta que perdió la raza ante otro descendiente de Belgrave Joe, la ganadora de BIS de 1910 Ch. Sabine Rarebit. Ninguna raza se acerca al récord de Westminster BIS del Fox Terrier, y se puede agradecer a Belgrave Joe por la mayoría de estos ganadores.



Escrito por Amy Fernandez en Canine Chronicle




martes, 26 de mayo de 2020

PERROS RETRO


Compilación de fotografías antiguas que nos permite echar un vistazo a personas y perros del siglo pasado… ¿qué hacían? ¿cómo vivían?… Las personas, al igual que nosotros, compartían la vida cotidiana y el amor por sus perros.



















Publicado en Supercachorros