HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




jueves, 21 de junio de 2018

A UN GATO; POR JORGE LUIS BORGES

 
A un gato

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.
Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.


LOS PERROS SURGIERON UNA VEZ Y DE UN ÚNICO GRUPO DE LOBOS


Hubo una vez, cuando los hombres todavía se dedicaban a cazar y recolectar frutos, que los lobos se les acercaron quizás en busca de comida. La práctica se convirtió en costumbre y de esas primeras bestias domesticadas surgieron los perros. Ahora bien, cuándo y dónde sucedió es algo en lo que los científicos no acaban de ponerse de acuerdo. El último estudio al respecto, publicado en la revista Nature Communications, cree que se produjo una única vez, y sitúa el origen de nuestros mejores amigos más atrás, hace entre 20.000 y 40.000 años. En ese mismo grupo están los ancestros de todos los canes modernos que hoy nos acompañan, desde los chihuahuas a los San Bernardo.


Los resultados contradicen un controvertido estudio anterior, dado a conocer el pasado año en la revista Science, que sugería que los perros fueron domesticados dos veces, de forma independiente, a partir de dos poblaciones de lobos separadas, probablemente ahora extintas, que vivían en lados opuestos del continente euroasiático.
Situar el origen mismo de la domesticación del perro es todo un reto debido a pruebas aparentemente contradictorias o incompletas. Una mandíbula de 14.700 años de edad es el fósil más antiguo indiscutible de un perro domesticado (Canis lupus familiaris), pero los restos de los canes se remontan hasta hace 35.000 años. Los datos genéticos muestran que los antepasados de todos los perros modernos se dividieron en dos poblaciones: una que dio origen a las razas de Asia Oriental y otra que se convertiría en los modernos perros europeos, surasiáticos, asiáticos centrales y africanos. Sin embargo, los investigadores aún no pueden determinar cuándo ocurrió esta división. Y no pueden ponerse de acuerdo si los perros fueron domesticados una o dos veces.

 Cráneo de un perro del Neolítico de hace 5.000 años



En la última investigación, el paleogenetista Krishna Veeramah y su equipo de la Universidad Stony Brook de Nueva York estudiaron los genomas de los fósiles de perros del Neolítico que se encuentran en diferentes partes de Alemania, uno del comienzo del período, hace unos 7.000 años, y otro de 4.700 años. También examinaron una muestra de perro de 4.800 años de antigüedad que se encuentra en Irlanda. Entonces compararon estas secuencias de genomas antiguos con datos genéticos de un total de 5.649 canídeos, incluyendo perros y lobos modernos.

Los investigadores estiman que los perros y los lobos divergieron genéticamente entre 36.900 y 41.500 años atrás, y que los perros orientales y occidentales se dividieron hace entre 17.500 y 23.900 años. Debido a que la domesticación tuvo que haber ocurrido entre esos eventos, el equipo la sitúa en algún lugar de 20.000 a 40.000 años atrás.
Estas fechas, según los autores, cuestionan la necesidad de una explicación de domesticación de origen dual sugerida en el estudio de Science. Ese trabajo comparó secuencias genéticas de 59 perros antiguos, así como un canino neolítico de Irlanda, y fijó la división entre perros orientales y occidentales entre 6.400 y 14.000 años atrás. El equipo sugirió que debido a que la división se produjo miles de años después de la primera aparición conocida de los perros en Europa y Asia Oriental, debían de haberse producido dos casos de domesticación que ocurrieron alrededor de la misma época.

Los autores del último estudio reconocen que su trabajo no resolverá el debate sobre cuándo y dónde se originó el mejor amigo del hombre, pero creen que analizar más ADN antiguo resolverá el problema. Veeramah, cuya investigación se centra principalmente en los seres humanos antiguos, dice en la web de la revista Nature que aprender más sobre los orígenes de los perros modernos puede ayudarnos a entendernos a nosotros mismos, ya que «los perros y los humanos tienen una importante historia juntos».


Publicado en ABC

martes, 19 de junio de 2018

BANK LANGMORE; RETRATA EL FAR WEST


Quizás el principal fotógrafo del vaquero estadounidense en la década de 1970 fue Bank Langmore (nacido en 1935). Desde su base de operaciones en Dallas, viajó unas 20,000 millas por el oeste de los Estados Unidos capturando vaqueros con su cámara Minolta de 35 mm. (Minolta le proporcionó cámaras gratuitas). Su trabajo fue publicado en un libro titulado The Cowboy. Como muchos fotógrafos, él era un perfeccionista, y sus instantaneas son absolutamente hermosas. Por varias razones, ha estado inactivo durante muchos años, y sus obras se han vuelto raras.

Perhaps the leading photographer of the American cowboy in the 1970s was Bank Langmore (b. 1935). From his home base in Dallas, he traveled some 20,000 miles across the western United States capturing cowboys with his Minolta 35mm camera. (Minolta supplied him with free cameras.) His work was published in a book entitled The Cowboy. Like many photographers he was a perfectionist, and his prints are absolutely gorgeous. For various reasons he has been inactive for many years, and his prints have become rare.

















PREVENCIÓN Y CUIDADOS DE LA TOS DE LAS PERRERAS


La vacunación es la mejor forma de prevenir que el perro enferme de la tos de las perreras, un resfriado canino con fuertes carraspeos
La tos de las perreras es una enfermedad canina de carácter vírico cuyo principal síntoma es la tos seca. La mejor forma de prevenirla, es la vacunación del perro a los seis meses de edad. Además, la revacunación anual es fundamental para mantener a raya la tos de las perreras, sobre todo, en canes que acuden a residencias caninas o están en contacto con muchos perros de manera habitual. En este artículo se explica qué es, como prevenir y cómo tratar la tos de la perrera en canes. 

 

Tos de las perreras, ¿qué es y cómo alejar esta enfermedad?

El curioso nombre de la enfermedad llamada tos de las perreras proviene del hecho de que los centros de adopción de animales, donde se concentran un gran número de canes, es el caldo de cultivo ideal para contraer esta tos. Esta dolencia se puede equiparar en personas a un catarro o una gripe, aunque no es del todo igual.
No obstante, "aunque la tos de la perrera no reviste gravedad, sí es contagiosa", explica el veterinario José Luis Torres, de la Sociedad Protectora de Plantas y Animales de Madrid. Por ello conviene detectarla a tiempo y tratarla como precisa. 


La tos seca e intensa es el principal síntoma de esta enfermedad canina. La expectoración que experimenta el perro es tan intensa que puede expulsar espuma blanca por la boca y vomitar de manera esporádica. Sin embargo, los vómitos del can no son un síntoma propio de la tos de las perreras. Ana Cameno, veterinaria, explica al respecto:
"Lo que ocurre es que la tos intensa provoca que el animal vomite, pero no significa que el perro tenga también problemas en el estómago." 


La tos de las perreras puede presentarse con síntomas leves; sin fiebre o con tos moderada. En estos casos, la enfermedad remite sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, en otras ocasiones el perro tiene fiebre y cúmulo de flemas color verdoso, además de una persistente tos seca. Frente a este cuadro clínico, el veterinario tiene que aplicar un tratamiento que ayude a que los síntomas remitan.

Mi perro padece la tos de las perreras, ¿qué hago?

Los antibióticos y jarabes contra la tos suelen ser los medicamentos recetados por los veterinarios para tratar la tos de las perreras. El tratamiento de esta enfermedad es de carácter sintomático. Es decir, cada perro que padece esta patología presenta unas señales distintas y, por lo tanto, precisa una medicación diferente. 


Una vez que comienza el tratamiento del perro que padece la tos de las perreras lo habitual es que los síntomas remitan en una semana. Hay perros que precisan, además, antibióticos, antiinflamatorios o contra la tos. En cualquier caso, si el perro enfermo convive con otros canes, hay que procurar aislarle del resto, porque se trata de una enfermedad contagiosa. La tos de las perreras se transmite a través de las bacterias que el perro expulsa por la boca al toser. 

 

Prevenir la tos de las perreras: vacunar

La vacuna contra el virus de la tos de las perreras es la forma más efectiva de combatir esta enfermedad. Lo habitual es que esta vacuna se aplique al perro con seis meses de edad y se le revacune cada año.
"La revacunación anual es importante, sobre todo, en el caso de perros que padezcan cardiopatías, afecciones pulmonares de carácter respiratorio o que tengan que pasar una temporada en lugares como las residencias de animales, donde están en contacto con muchos perros", explica Inmanol Sagarzazu, veterinario. 


La época en que la tos de las perreras afecta más a los canes es en otoño e invierno. El frío puede frenar la actividad de las defensas del perro y es entonces cuando el virus que provoca la tos de las perreras ataca el organismo del can. En las épocas en las que se presenta un brote de esta enfermedad, se pueden atender en una clínica veterinaria entre dos y tres casos diarios, explica Sagarzazu.
"Hay dueños que no vacunan a sus perros contra esta patología y, por ello, tenemos épocas del año con bastante incidencia de la tos de las perreras", comenta. Pero, aparte de esos momentos puntuales, no es una enfermedad que se atienda de manera habitual en las clínicas.
Los albergues de animales, donde viven juntos gran cantidad de perros, los casos de tos de las perreras se multiplican cuando hay un brote de la enfermedad. Según Torres, es "posible detectar alrededor de 30 casos de la enfermedad cuando hay un brote" en estos centros. 


Y es que, cuando conviven muchos perros juntos, como es el caso de un albergue de animales o una residencia canina, esta enfermedad puede expandirse con más facilidad. "Ya que, aunque no reviste gravedad, sí es contagiosa", añade el veterinario.

Cuidados del can enfermo por la tos de las perreras

Determinadas pautas por parte de los dueños del perro que padece tos de las perreras ayudan a que el can se recupere de la enfermedad.
  • Evitar fumar en casa ayuda a que el perro no tenga la garganta irritada y le provoque más tos.
  • Respirar vapor con esencia de eucalipto o menta también alivia las molestias provocadas por la tos en el can. La manera de hacerlo es colocar una cazuela con agua muy caliente con esencias de estas hierbas. El vapor que emana de la cazuela en el lugar donde el perro suele dormir ayudará a calmar su tos.
  • El ejercicio físico no es recomendable para un perro que sufre tos de las perreras. "El aire que atraviesa rápido la garganta a causa de la respiración acelerada, consecuencia del ejercicio físico, irritará las vías respiratorias y provocará más tos en el perro", explica Sagarzazu. 


  • El collar en el cuello del perro a la hora del paseo también puede provocar irritación en la garganta del perro. Un truco para aliviar las molestias que puede causar es sustituirlo por un arnés o por un pañuelo sujeto al cuello, donde poder enganchar la correa del can.
  • El perro se puede bañar mientras está convaleciente de la tos de las perreras, pero es fundamental secarlo muy bien. En caso de que se moje con la lluvia también se debe eliminar muy bien la humedad del pelaje del can. 




    Publicado en Consumer


     

lunes, 18 de junio de 2018

PERROS INTELIGENTES


Un estudio realizado por el psicólogo Stanley Coren en los años 90 estableció un ránking, aunque algunos expertos lo cuestionan por basarse sólo en un tipo de inteligencia
Dar la pata, tumbarse en el suelo a la orden de plas o incluso traer la pelota cuando se la pide. Éstas son algunas de las órdenes más habituales que los dueños enseñan a sus perros. Es posible que se sienta orgulloso cuando su mascota hace despliegue de sus habilidades ante sus conocidos, con posterior chuchería a modo de premio, y que piense que es tremendamente inteligente. Pero ahora tiene una forma de comprobar si su animal es tan listo como usted piensa, gracias al ránking que estableció Stanley Coren en los años 90 y que ha llegado incluso a estandarizarse. Y es que, según este investigador, el nivel de inteligencia de su perro viene determinado, en parte, por su raza.

El psicólogo y adiestrador canino de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá, escribió un libro en 1994 bajo el título La fabulosa inteligencia de los perros en el que presentó los resultados de una amplia encuesta que había realizado a 199 educadores de perros. En su estudio, el investigador diferenciaba entre varios tipos de inteligencia canina para medir su cociente intelectual. Por un lado, está la inteligencia adaptativa, ésa que se encarga del aprendizaje y las habilidades del animal para resolver un problema mediante el causa-efecto. Por otro, está la instintiva, que tiene que ver con cómo se comporta según su herencia genética. Sin embargo, hay un tercer tipo, la llamada inteligencia de trabajo y obediencia, que mide su capacidad para aprender del ser humano. En ésta se centró el investigador Stanley Coren para realizar su estudio ya que, aunque depende en gran medida de las habilidades del adiestrador, cada raza tiene una predisposición diferente a colaborar con su amo.

Clasificación

Teniendo esto en mente, Coren envió solicitudes de evaluación a los jueces de las pruebas de obediencia del American Kennel Club y el Canadian Kennel Club pidiéndoles que clasificaran a las diferentes razas. Cuando recibió sus respuestas, encontró un consenso sustancial entre todos ellos. De acuerdo a los datos que recopiló, dividió a las diferentes razas en seis niveles: en el superior estaban los perros con una inteligencia de trabajo más brillante, esos ejemplares que tienden a aprender un nuevo comando en menos de cinco segundos y a obedecer al menos el 95% de las veces. 
 

En el primer puesto situó al border collie, de tamaño medio y una agilidad y resistencia sorprendentes. La raza surgió en la frontera entre Escocia e Inglaterra como perro pastor, sobre todo para trabajar con rebaños de ovejas. De hecho fue seleccionado especificamente para enfatizar su inteligencia y obediencia, convirtiéndolo así en uno de los perros pastores más populares en la actualidad. "De carácter equilibrado, fácil de enseñar y siempre dispuesto, es el perro ideal para campeonatos de agility", explica José Luis Blázquez, veterinario y fundador de Openvet.

El segundo lugar, según esta clasificación, lo ocupa el caniche. "Su inteligencia y destreza le convirtieron a partir del siglo XVI en el protagonista de números de circo. Capaces de realizar piruetas y otros malabares, los caniches amaestrados captaban la admiración de todos los espectadores. Sobresalen por su inteligencia y buena memoria. Son muy activos y despiertos pero también disciplinados, por lo que se les enseña con gran facilidad y su adiestramiento no resulta nada complicado. De ahí que sean buenos aprendices para pruebas de trabajo y agilidad", explica Blázquez. Existen cuatro variedades según su tamaño: la versión más pequeña es el toy que presenta una altura a la cruz de hasta 28 centímetros. El enano oscila entre los 28 y los 35, el mediano tiene un tamaño de 35 a 45, mientras que el grande puede llegar hasta los 55.

En tercer lugar situó al pastor alemán, "considerado por muchos como la raza por excelencia, ya sea por sus características como perro fiel, excelente guardián y defensor de los suyos o bien por su popularidad debida a su aparición en películas o como perro policía. Si tiene uno necesitará crear una rutina de actividades que le mantenga activo, haciéndole que afronte desafíos y estimulándole con nuevos objetivos. No sólo le encanta superar retos, sino que esto le ayudará a ser más sociable y equilibrado", explica el veterinario de Openvet. El cuarto, quinto y sexto lugar lo ocupan el golden retriever, el doberman y el pastor de Shetland o sheltie, respectivamente.

Un análisis polémico

En el momento en el que Coren estableció su ránking se creó una gran polémica al respecto, pero con el tiempo acabó aceptándose como una aproximación bastante acertada de las capacidades de las distintas razas. En la actualidad, esta lista sigue siendo una referencia mundial para aquellas personas que buscan un perro capaz de aprender órdenes con facilidad. Sin embargo, según Blázquez, no hay una manera definitiva y determinante de poner una nota global a los perros debido a los diferentes tipos de inteligencia que existen. "Debemos hacer una valoración adicional sobre esta escala, ya que el hecho de que sean los más capaces en aspectos relacionados con la obediencia no les hace ser los mejores para otro tipo de funciones, como puede ser la de animal de compañía o la convivencia con otras especies o con otros perros. También tendremos que valorar estas otras inteligencias para determinar la raza que mejor se adapte a nuestras necesidades", explica.


Para entenderlo mejor, se puede hacer una comparativa con los humanos, en los que también existen múltiples inteligencias, según la teoría que planteó el psicólogo Howard Gardner en 1983. En ella, el investigador de la Universidad de Harvard menciona que los seres humanos poseemos una gama de capacidades y potenciales que se pueden emplear de muchas maneras productivas, tanto juntas como por separado. Gardner afirmaba que todas las personas éramos dueñas de cada una de estas ocho clases aunque cada uno destaca más en unas que en otras. En cualquier caso, ninguna de ellas es más importante que las demás.

Manuel Lázaro, veterinario y vocal del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, va más allá a la hora de cuestionar la clasificación elaborada por Coren. "Los únicos estudios que han clasificado la inteligencia de las razas, en mi opinión, no son demasiado rigurosos. Estas opiniones de los jueces, aun siendo válidas, no dejan de ser una valoración subjetiva", explica. Para Lázaro, en muchas ocasiones se confunde inteligencia con adiestrabilidad. "Existen perros capaces de diferenciar más de 200 palabras, lo que demuestra una gran inteligencia, pero también un arduo trabajo de quien enseña al ejemplar en cuestión. Además, determinadas habilidades pueden ser, por ejemplo, más fruto de un buen olfato que de otra cosa", argumenta. 

Las diferentes razas que existen surgieron gracias a la evolución. A lo largo de la Historia, el ser humano ha ido seleccionando y mezclando especímenes con el objetivo de conseguir uno que le ofreciera determinadas aptitudes según sus necesidades: ejemplares adecuados para la guarda, la defensa, la caza, el rastreo, la velocidad... "Las aptitudes para el juego y el cobro son imprescindibles como parte del adiestramiento, y por ello las razas que son consideradas como más inteligentes muestran precisamente una gran capacidad para ello", explica. Ésta es una de las razones por las que el pastor alemán es el perro policía por excelencia.

Los menos inteligentes

Pero según la clasificación establecida por Coren también hay razas consideradas menos inteligentes, como el amplio grupo de los sabuesos o perros de rastreo. "Son razas seleccionadas para centrarse en un único aspecto, seguir un olor, y no distraerse con nada más, lo que les hace muy cabezones. Por ello tienen una gran aptitud para esta función, pero en cambio baja para la obediencia", cuenta Lázaro. ¿Eso les hace menos inteligentes? Según Coren sí, pero si tiene uno de estos ejemplares, quizá no esté muy de acuerdo con él.


LOS GATICOS DE BRALDT BRALDS


Braldt Bralds nació en Holanda en 1951. De niño aprendió la profesión de ilustración. A los doce años comenzó a asistir a la Escuela Grafische en Rotterdam, donde fue entrenado en las artes gráficas, además de esta formación, Braldt es autodidacta. Una vez fuera de la escuela, Braldt se convirtió en un ilustrador de éxito en los Países Bajos. En 1978, durante una visita a su primer día en Nueva York, fue el encargado de pintar una cubierta para la revista Time. Desde entonces, la carrera Braldt fue un éxito tras otro.
















Publicado en Il Mondo di Mary Anthony