HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




jueves, 23 de noviembre de 2017

BEAGLE; HARRIER Y FOXHOUND INGLÉS; TAN SEMEJANTES PERO TAN DISTINTOS (SPANISH & ENGLISH)

 “Hounds at Full Cry,” por Thomas Blinks

El Harrier, el Beagle y el Foxhound inglés son todas razas ancestrales, pero fueron desarrollados para diferentes cometidos. El resultado fue un Beagle de movimientos lentos y de nariz soberbia en un extremo y el todo terreno Foxhound Inglés, que a menudo se olvida de que tiene nariz, en el otro.
El Harrier, como en la mayoría de las cosas, esta justo en el medio.  Es el más antiguo de los tres, ya que, incluso sin  tomar en cuenta sus posibles orígenes griegos, la jauria de Penistone se formó en 1260 en Inglaterra y duró más de cinco siglos.

 "Ch. Windholme's Robino III," Beagle pintado por Gustav Muss-Arnolt, 1905

Aún así, el Beagle se convirtió en el pequeño sabueso más popular en Inglaterra durante la Edad Media. Un perro pequeño que cazaba liebres y conejos, el Beagle era conocido durante el reinado de Eduardo III en el siglo XIV, pero el nombre comenzó a utilizarse en el siglo XV a partir de la antigua palabra inglesa "begle", que significa "pequeño". Y eran pequeños en realidad: De hecho, la reina Isabel I tenía un grupo de Beagles de seis pulgadas. El criterio fue establecido, y se requirió que una jauria fuera lo más adecuada posible y lo más pequeña posible, con sonidos que dieron como resultado lo que se ha descrito como "el excitante grito de la jovial manada".

“Reynal’s Monarch,” Harrier pintado por Edwin Megargee, 1937

 A lo largo de los siglos, las tres razas se han cruzado selectivamente. William Somerville (1675-1742) consiguió algunos de sus mejores Harriers cruzando Beagles de Cotswold con Southern Hounds. Todavía en 1780, un perro llamado Trojan se convirtió en uno de los mejores sementales de foxhound; Curiosamente, fue un descarte de un grupo de Harrier. La sangre de Greyhound también se introdujo en el conjunto de genes del Foxhound para aumentar su velocidad. Más tarde, también hubo un mestizaje entre el Foxhound inglés y el viejo pointer español para mejorar ambas razas. El pointer español era pesado y lento, pero poseía una gran nariz. El Foxhound inglés le dio más movilidad al español, y el inglés ganó habilidad para olfatear.

 Beagle

 Harrier

 Foxhound Inglés

Con el Beagle para la caza menor, a pie y el Foxhound inglés para la caza mayor a caballo, el Harrier se volvió un tanto pasado de moda. El Quarme Pack fue quizás la última de las típicas puras jaurias de West County Harrier, ya que muchas se habían convertido en una combinación de Harriers y pequeños Foxhound ingleses.El Beagle se registró por primera vez en América en 1642, y el primer grupo de Foxhounds inglés era de color negro y fuego propiedad de Robert Brooke en 1650. Brooke fue el primer maestro de los perros de caza en América. Su jauria fue utilizada en el desarrollo del Coonhound Black and Tan de hoy.

 Foxhound inglés (el más pequeño) y Foxhound americano

 Foxhound americano

Black & Tan Coonhound

Ardiente admirador de la caza del zorro, George Washington, junto con otros muchos caballeros de Virginia, importó lotes ingleses en la década de 1770. En 1785, Washington recibió algunos staghounds franceses de Lafayette, a los que agregó algunos perros traídos de Irlanda. Los perros de Virginia resultantes se convirtieron en los antepasados ​​del American Foxhound de hoy, una raza específicamente desarrollada para las diferentes condiciones de terreno y caza del Nuevo Mundo. -D.M.



The Harrier, Beagle, and English Foxhound are all the same ancestrally, but were developed for different game. This resulted with the slower-moving, superbly nosed Beagle at one extreme and the hard-running English Foxhound, who often overran its nose, at the other.
The Harrier, as in most things, was right in the middle. The Harrier is the oldest of the three, since, even if one discounts its Greek origins, the Penistone Pack was formed in 1260 in England and lasted for more than five centuries.
Still, the Beagle became the most popular small hound in England during the Middle Ages. A small dog used to hunt hare and rabbit, the Beagle was well-known during the reign of Edward III in the 14th century, but the name came into use in the 15th century from the Old English word “begle,” meaning small. And small they were: In fact, Queen Elizabeth I had a pack of six-inch Beagles. The criterion was set, and a pack was required to be well-matched and as small as possible, with voices that resulted in what has been described as “the exhilarating cry of the jovial pack.”
Throughout the centuries, all three breeds have been selectively interbred. William Somerville (1675–1742) got some of his best Harriers by crossing Cotswold Beagles with Southern Hounds. As late as 1780, a dog named Trojan became one of the top foxhound studs; interestingly, he was a reject from a Harrier pack. Greyhound blood was also introduced to the English Foxhound gene pool to increase speed. Later, there was also interbreeding between the English Foxhound and the old Spanish Pointer to improve both breeds. The Spanish Pointer was heavy and cumbersome, but possessed a great nose. The English Foxhound gave the Spanish Pointer more mobility, and the English Foxhound gained scenting ability.
With the Beagle for small, foot-handled game and the English Foxhound for large game handled on horseback, the Harrier became somewhat out of fashion. The Quarme Pack was perhaps the last of the typical and pure West County Harrier packs, as many packs had become a combination of Harriers and small English Foxhounds.
The Beagle was first recorded in America in 1642, and the first pack of English Foxhounds was a black and tan pack owned by Robert Brooke in 1650. Brooke was the first master of foxhounds in America. His pack was used in the development of today’s Black and Tan Coonhound.
An ardent admirer of foxhunting, George Washington, along with several other Virginia gentlemen, imported English packs in the 1770s. In 1785, Washington received some French staghounds from Lafayette, to which he added some hounds brought over from Ireland. The resulting Virginia hounds became the ancestors of today’s American Foxhound, a breed specifically developed for the different terrain and hunting conditions of the New World. —D.M.


Publicado en AKC 





No hay comentarios:

Publicar un comentario