HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




viernes, 3 de noviembre de 2017

LA LEYENDA DEL CORGI Y LAS HADAS (SPANISH & ENGLISH)


Gales es un país de cuento de hadas, con castillos en cada esquina y duendes o hadas detrás de cada piedra. Es lógico, entonces, que Gales tenga perros de cuento de hadas. Aquí está la historia de cómo llegó a nosotros el Corgi: 
La Reina Mab aplaudió, "Estoy aburrida", gritó. "Tomemos nuestros corceles y vayamos a dar un paseo". Instantáneamente, apareció ante la reina de las hadas, un pequeño perro rojo y blanco que llevaba un collar dorado y una campana. En su espalda había una pequeña silla de montar hecha del cuero más fino y riveteada en plata. Perros similares aparecieron a los otros miembros del tribunal de hadas. Cada uno de ellos montó a sus perros encantados, y liderados por la Reina Mab y su cazador, Edric Oscuro, salieron de las colinas huecas. A la luz de la luna, volaron a través de los bosques de Gales.

 
De repente, una de las hadas lanzó un grito. Su corcel había rozado una trampa colocada por cazadores furtivos. Hecha de hierro, su toque era mortal para las hadas, y tanto el jinete como su perrito eran abatidos por su poder. Las otras hadas se reunieron alrededor, pero manteniendo su distancia para que no fuesen derribadas por la fría mordida de hierro."¿Qué debemos hacer?" dijo la Reina Mab "No podemos dejarlos aquí para morir".



Una voz pequeña e indecisa rompió el silencio que siguió a su pregunta. Un niño humano miró desde detrás de un árbol, su hermana asustada a su lado."Por favor, majestad, puedo apartar la trampa para que ya no los toque" dijo. "Y mi hermana sabe de hierbas. Puede aliviar su dolor"."¿Qué estás haciendo a esta hora de la noche?" la reina exigió. "¿No sabes que la noche tiene muchos peligros para los mortales?"


"Mi padre es pastor" el niño respondió. "Nuestra mejor oveja está perdida, y sin ella seguramente nos moriremos de hambre""Cura a mis amigos", dijo la reina, "y te pagaré muchas veces más". El niño y su hermana tiraron de la pesada trampa hasta que estuvo lo suficientemente lejos como para no hacer daño. Entonces la niña recogió corteza de roble blanco y hojas de zarzamora. Humedeciéndolas en el arroyo, hizo una compresa suave. Con sus poderes de curación rápidos, el hada y su corcel canino pronto volvieron a estar bien. "Te prometí una recompensa, muchacho", dijo la Reina Mab. 


Dos veces tocó la campana de oro que colgaba alrededor del cuello de su perro. Aparecieron dos cachorros rojos y blancos. Eran bajos, fuertes y robustos, con ojos oscuros que brillaban con inteligencia."Estos son los perros de las hadas", dijo la Reina Mab. "Son veloces, listos y verdaderos, y pueden cuidar vacas y ovejas. Trátalos bien y nunca más perderás tu ganado". Luego aplaudió y toda la corte de hadas desapareció, dejando atrás solo a los dos cachorros.

 
La familia del pastor prosperó, y los perros de hadas dieron a luz cachorros. Los Corgis, como se los conocía, de las palabras galesas cor, que significa "enano" y gi significa "perro" (perro de los enanos), eran muy apreciados en toda la tierra por su habilidad de pastoreo. Como un recuerdo de su origen de corcel de hadas, todos llevaban las marcas de la silla de montar o arnés detrás de sus hombros. 



Y en el Día de San Juan, si los perros parecen un poco cansados, como rara vez lo estaban, los pastores simplemente asienten con la cabeza sabiamente. Saben que cada noche de San Juan, las hadas volvían para montar los Corgis para que nunca olvidaran de dónde venían.



Wales is a fairy tale country, with castles around every corner and elves or fairies behind every standing stone.
It stands to reason, then, that Wales would have fairy tale dogs. Here then is the tale of how the Corgi came to be.
Queen Mab clapped her hands, "I am bored" she cried.
"Let us take our steeds and go for a ride".
Instantly before the fairy queen appeared a small red-and-white dog wearing a gold collar and bell. On his back was a tiny saddle made of the finest leather and chased in silver. Similar dogs appeared to the other members of the fairy court. They each mounted their enchanted dogs, and led by Queen Mab and her huntsman, Dark Edric, they rode out of the hollow hills. By the light of the moon, they flew through the forests of Wales.
Suddenly, one of the fairies gave a cry. His steed had brushed against a trap set by poachers.
Made of iron, its touch was deadly to fairy folk, and both the courier and his little dog were laid low by its power. The other fairies gathered round, yet keeping their distance lest they too be struck down by the cold bite of iron.
"What should we do?" said Queen Mab "We cannot leave them here to die."
A small, hesitant voice broke the silence that followed her question.
A human boy peered from behind a tree, his frightened sister at his side.
"If you please, your majesty, I can move the trap away so that it won't be touching them anymore." he said. "And my sister knows herbs. She may be able to ease their pain."
"What are you doing out at this time of night boy?" the queen demanded. "Do you not know that the night holds many dangers for mortals?"
"My father is a shepherd." the boy replied. "Our best ewe is lost, and without her we shall surely starve"
"Heal my friends," the queen said, "and I shall repay you many times over.
The boy and his sister tugged at the heavy trap until it was far enough away to do no harm.
Then the girl gathered white oak bark and blackberry leaves. Wetting them in the stream, she made a soothing compress. With their rapid healing powers, the fairy and his dog steed were soon well again.
"I promised you a reward, boy" Queen Mab said.
Twice she rang the golden bell that hung around her dog's neck.
Two red-and-white puppies appeared. They were low-set, strong and sturdy, with dark eyes that gleamed with intelligence.
"These are the fairy dogs," Queen Mab said. "They are swift and clever and true, and they can herd cattle as well as sheep. Treat them well, and you shall never loose your livestock again."
Then she clapped her hands and the entire fairy court disappeared, leaving behind only the two pups.
The shepherd's family prospered, and the fairy dogs gave birth to puppies.
The Corgis as they became known--from the Welsh words cor meaning "dwarf" and gi meaning "dog" were highly prized throughout the land for their herding ability.
As a mark of their fairy steed origin, they all bore saddle or harness marks behind their shoulders.
And on Midsummer's Day, if the dogs were a little tired for once--as they so rarely were--the shepherds simply nodded their heads wisely.
They knew that every Midsummer's Eve, the fairies returned to ride the Corgis so they would never forget where they came from. 








1 comentario:

  1. Hermosa leyenda.... el día de San Juan y los Corgis y Hadas...es una historia linda. Gracias.

    ResponderEliminar