HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




jueves, 29 de junio de 2017

PERROS Y GATOS TAMBIÉN SE QUEMAN CON EL SOL


El verano ya está aquí, y con este calor apetece darse un baño en el mar o en el río. Existen muchas playas en España que te permiten acudir a ellas con tu perro o con tu gato, pero hay que tener cuidado porque pueden quemarse con el sol e incluso desarrollar un melanoma. Es por ello necesario que tomes precauciones antes de exponerlo a él y medidas si al volver a casa detectas alguna quemadura en su piel.
Lo primero es que ahora que sabes que sí, que los perros y gatos se queman con el sol, sigas nuestros consejos para que eso no suceda. Lo primero es averiguar si tu mascota es más propensa que otras a dañarse con el sol, ¿y cómo podemos saber esto? Es sencillo, solo has de mirar su pelaje. Si lo tiene corto o de un color claro o blanco el sol penetrará antes en su piel provocándole heridas, pues está menos protegida y esta es más sensible.

 

Si tu perro o gato tiene pelo corto o blanco será propenso a quemarse con el sol

 

Por supuesto, si no tiene pelo has de tener un cuidado extra con tu mascota, y en cualquier caso evitar que se ponga panza arriba, porque aunque tu perro o gato sea de pelo oscuro siempre seguirá teniendo zonas sin proteger. Hablamos de la barriga, sí, pero también de la zona alrededor de los ojos, de su hocico y en algunos casos también de su espalda, ¿y qué podemos hacer ante esta situación? ¿Cómo podemos evitar estas quemaduras?
Lo primero es que siempre que lleves a tu perro a la playa vayas con una sombrilla. Eso le permitirá refugiarse bajo ella cuando el calor le moleste. Existen también protectores solares específicos, como los de la casa Meforsan, y que sirven tanto perros como para gatos. Vigila que sea hipoalergénico, que no tenga perfume, de factor 30 y que sea resistente al agua, porque seguro que tu mascota acaba dándose un baño tarde o temprano.

 

Usa protectores solares específicos para tu mascota y aplícalo en las zonas sin pelaje

 

Estos protectores tienen una duración de dos horas, así que para que no se quemen al sol asegúrate de volvérselo aplicar antes de que ese tiempo transcurra. Si tu perro tiene alguna cicatriz a raíz de alguna cirugía esta crema se la cuidará, pero lo mejor es que consultes con nuestros veterinarios si este es el caso para valorar el tipo de cicatriz.


Si vas a dar paseos de más de horas o de hora y media al sol con tu perro, y este tiene piel corto o blanco, puedes reforzar la prevención a daños solares con alguna camisa o incluso algún sombrero; así de paso será el más cool de la playa. Con una gorra te aseguras, además, que su cabeza va protegida pues es una zona especialmente sensible al sol y al calor.

 

Para proteger su cabeza del sol puedes usar una gorra o sombrero

 

Una vez vuelvas a casa fíjate en tu perro o gato, ¿se rasca más de lo normal? Si lo hace puede ser síntoma de que se ha quemado con el sol. Inspecciona dónde se está frotando. Si detectas una mancha roja o una leve desescamación ponlo a la sombra para que esté fresquito y aplícale compresas frías. Si ves que la herida es mayor lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con tu veterinario.
Este verano, disfruta con tu perro o tu gato a tu lado, pero recuerda que para evitar quemaduras al sol la prevención es lo más importante.


 Publicado en Barkibu


No hay comentarios:

Publicar un comentario