HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL FUE MALTRATADO




lunes, 13 de noviembre de 2017

5 COSAS QUE TIENES QUE SABER SOBRE LAS GLANDULAS PERIANALES


  • Las glándulas anales, son pequeños sacos de forma ovalada que se encuentran justo en el recto de tu perro, a cada lado del ano. Las glándulas producen una sustancia aceitosa y maloliente que probablemente sirva como marcador territorial y transmita información bioquímica


  • La naturaleza diseñó las glándulas anales de tu mascota para vaciarse por sí mismas durante los movimientos intestinales. Lo que la naturaleza no diseño fueron los alimentos comerciales para mascotas, con los cuales la mayoría de los perros son alimentados, que a menudo contribuyen a que se susciten problemas crónicos con las glándulas anales. Si tu mascota tiene problemas con sus glándulas anales, lo primero que debes hacer es eliminar todos los granos de su alimentación, y proporcionarle una alimentación biológicamente apropiada



  • Los veterinarios y estilistas de mascotas bien intencionados, e incluso los dueños de las mascotas, podrían ocasionar un trauma en sus glándulas anales al hacer compresiones manuales rutinarias. Los sacos anales son unos pequeños y delicados órganos que se lesionan fácilmente al ser pellizcados o apretados. Con el tiempo, hacer compresiones manuales innecesarias también reducirá la eficacia de las glándulas


  • Algunos perros poseen glándulas anales que se encuentran inusualmente posicionadas, que podrían necesitar una corrección quirúrgica. Otras afecciones que involucran a las glándulas anales incluyen a la impactación; infección bacteriana que ocasiona un absceso, y finalmente una ruptura; y tumores.


  • Si tu perro tiene problemas con sus glándulas anales, es importante localizar a un veterinario que trabaje para identificar la causa del problema, en vez de simplemente abordarlo sintomáticamente al hacer la compresión manual de las glándulas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario