HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




martes, 27 de septiembre de 2016

AMIGOS DEL HOMBRE DESDE SIGLOS ATRÁS

Los perros y los gatos han sido compañeros del ser humano desde el Antiguo Egipto

A día de hoy, es imposible imaginar una vida sin animales domésticos como los perros y gatos. Aunque no todos los seres humanos convivan con mascotas, es una evidencia que este tipo de animales hacen gran compañía, y pueden convertirse en el mejor amigo del hombre. La relación entre humanos y este tipo de animales se remonta a siglos atrás.
Hay una diferencia tanto en el momento de domesticación como el papel que jugaban estos animales. «El can fue la primera especie en ser domesticada, probablemente muchos años antes que otra domesticación. Más tarde, cuando las personas se habían asentado en ciudades basabas en la agricultura, los gatos fueron domesticados», afirma Jenniffer Leonard, experta en conservación y Hay una diferencia tanto en el momento de domesticación como el papel que jugaban estos animales. «El can fue la primera especie en ser domesticada, probablemente muchos años antes que otra domesticación. Más tarde, cuando las personas se habían asentado en ciudades basabas en la agricultura, los gatos fueron domesticados», afirma Jenniffer Leonard, experta en conservación y evolución de grupos genéticos del CSIC.




El rol de estos mamíferos era muy distinto aunque ambos jugaban un mismo papel principal «la compañía». El perro siempre fiel al hombre servía de gran ayuda a su amo en la cacería de otros animales. También era el principal guardián de la casa. El felino, en cambio, era el cazador perfecto de seres indeseados, como eran las serpientes, entre otros animales, en los hogares más humildes. Gran diferencia con los grandes palacios, de los cuales el gato tomó su actual postura esbelta, elegante, de cabeza bien alta, mientras acompañaba a su dueño, rey o reina, convirtiéndose en un miembro más de la realeza. El animal solía encontrarse con su típico collar o cinta en el cuello, sentado bajo la silla de su amo, como es representado en numerosos lugares importantes para los egipcios como son las tumbas y sarcófagos.


Es el historiador griego Heródoto de Halicarnaso, quien afirma que la estrecha relación entre los hombres y estos animales ya existía en el siglo V a.C., en el antiguo Egipto. Fue él mismo quien visitó Egipto y pudo comprobar la tristeza y las costumbres del hogar, que tenían lugar por la perdida de una mascota. En el caso de la muerte de un gato, los egipcios se afeitaban las cejas, en cambio si era un can, los de la casa se afeitaban todo el cuerpo.
Los perros y gatos eran tan importantes para sus dueños que no sólo se representaban en sus tumbas, sino que a veces eran momificados y enterrados junto a su cuidador. Algunos felinos de palacio incluso tuvieron su propio sarcófago, como Tamit, la gata del príncipe Tutmosis.
Gracias a la momifación de los animales domésticos, se ha podido estudiar el trato que recibían por parte de sus amos. «El estudio de las momias de los animales de compañía indica que recibieron atentos cuidados durante su vida terrenal: el pelo brillante y los huesos fuertes revelan una alimentación continua, sana y equilibrada», según afirma la web de National Geographic en uno de sus artículos.


CaixaForum lleva a cabo una exposición llamada «Animales y faraones. El reino animal en el antiguo Egipto». El proyecto nació de un acuerdo entre Obra Social «la Caixa» y el Museo del Louvre y cuenta con una exhibición de numerosos objetos de la época y varias momias de animales. El objetivo de esta unión es promover las exposiciones de arte antiguo y mostrarnos la importancia del animal doméstico en la antiguedad egipcia. Gracias a este trabajo podremos comprobar que la relación entre el hombre y los animales domésticos viene de siglos atrás.



Escrito por Isabel G. Cerrato en La Razón
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario