HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




viernes, 9 de febrero de 2018

GUIA CONTRA EL MAL ALIENTO EN PERROS


Mucha gente piensa que el mal aliento en perros es algo normal e inevitable. En realidad, eso no es cierto. La halitosis canina se puede combatir. Te damos algunos trucos para luchar contra ella.

Principales causas del mal aliento en perros

1- Dieta inapropiada

Algunos alimentos son más propensos a dejar residuos entre los dientes de los perros. Las llamadas dietas blandas o la comida enlatada es un ejemplo. Por otro lado, ciertos alimentos poco digestibles pueden provocar problemas gastrointestinales y regurgitaciones que tengan como consecuencia el mal aliento.

2- Falta de higiene oral

Sin un cepillado diario, los restos de comida que quedan en la boca de tu perro acumulan bacterias y liberan ciertos componentes de azufre que producen un olor desagradable. La falta de higiene bucal produce la acumulación de placa bacteriana que luego se convierte en sarro y, además del mal aliento, puede dar problemas serios como la periodontitis y la pérdida de piezas dentales.

3- Enfermedades

Hay que prestar mucha atención porque el mal aliento puede ser síntoma de que nuestro perro está enfermo. Desde infecciones en las encías (gingivitis, periodontitis) hasta problemas como una insuficiencia renal, una obstrucción intestinal, diabetes, etc. pueden causar halitosis.


El falso mito: no todos los perros tienen mal aliento

Hay que desterrar el mito de que el mal aliento canino es algo natural e imposible de evitar. Los perros a los que se les proporciona una higiene oral adecuada, una alimentación de calidad y que tienen un estado de salud general óptimo no suelen presentar halitosis.

Claves para luchar contra la halitosis canina

1- Cepillado dental diario

Es el método más eficaz para combatir el mal aliento en perros. Se practica utilizando un cepillo específico o una pequeña gasa que se frota por la superficie de los dientes. Tiene un gran inconveniente: a los perros les incomoda esta práctica y, con algunos de ellos, es tarea imposible.


2- Snacks dentales para perros

Muy diferente al cepillado porque, en este caso, sí suele gustar a todos los perros. Es un método muy recomendable para combatir el mal aliento. Los snacks dentales son “golosinas” saludables que ayudan a mantener la higiene bucal y, además, son un premio para el animal. Resultan la opción más práctica.

3- Alimentación equilibrada y digestible

Una dieta de calidad, completa, equilibrada y digestible evita problemas gastrointestinales. También fortalece el sistema inmune del perro y lo refuerza contra enfermedades que pueden relacionarse con el mal aliento.

4- Juguetes masticables

Son útiles para controlar la placa y el sarro bacterianos porque fomentan la salivación. A los perros les encantan.

5- Limpieza bucal por parte de un veterinario

Llegada cierta edad (depende de cada perro), es recomendable hacerla una vez al año. Debe ser siempre el veterinario quien la recomiende, la programe y la practique.

Elegir el premio dental idóneo

Hay variedad de snacks dentales en el mercado y no todos son igual de eficaces para combatir el mal aliento. Tampoco todos son igual de seguros para tu perro. A la hora de elegir uno, debes tener en cuenta:
1- Su eficacia: busca un snack que esté clínicamente probado
2- Lo apetitoso que le resulta al perro (palatabilidad)
3- ¡Su seguridad!: es muy importante que el premio no pueda provocar atragantamientos u oclusiones intestinales.Para ello, tiene que ser flexible y 100% soluble por si el animal se lo traga entero (debe poder disolverse totalmente en el estómago).




Publicado en Nutro Expertos

No hay comentarios:

Publicar un comentario