HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !



Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.



PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE BLOG NINGÚN ANIMAL HA SIDO MALTRATADO




jueves, 28 de junio de 2018

¿QUÉ ES EL LOBO ORIENTAL? (SPANISH & ENGLISH)




Una subespecie de lobo gris, el lobo oriental, Canis lupus lycaon, es clasificado como una especie separada, según una nueva revisión del U.S. Fish and Wildlife Service. Los lobos del este, que solían vivir en el noreste de Estados Unidos, pero que ahora solo permanecen en el sudeste de Canadá, se califican como una especie separada de sus primos occidentales, diferente al lobo gris, sin nombre en español, aunque se propone lobo rojo canadiense. Fue elevada a categoría de especie en 1999 por White y Wilson, basándose en estudios genéticos. Habita el sureste de Canadá y su nombre en inglés es eastern canadian wolf, según los científicos del U.S. Fish and Wildlife Service. 



El hallazgo puede ser importante para el futuro de la ciencia de América del Norte y podría ayudar a los científicos a comprender cómo evolucionaron los animales, como señala USA Today. En el estudio, publicado en octubre en el North American Fauna Journal, los diarios de North American Faults. Algunos estudios encontraron 8 subespecies de lobos grises; otros sugirieron hasta 27. Anteriormente, los científicos consideraban los lobos del este como subespecies de lobo gris, Canis lupus lycaon. Sin embargo, la nueva revisión de datos genéticos sugiere que el animal debe clasificarse como una especie separada de lobo. 


Una historia de tres lobos 

Los lobos del este se unirían a las dos especies de lobos universalmente reconocidas en América del Norte: lobos grises (Canis lupus) y lobos rojos (Canis rufus). Los lobos grises se extendieron por la mayor parte de la América moderna, pero fueron cazados y envenenados hasta llevarlos al borde de la extinción, manteniendo una sola población en el norte de Minnesota, según el estudio. Los animales han cobrado vida en el Parque Nacional Yellowstone de Wyoming (Minnesota, Wyoming y en otros lugares). Los lobos rojos también han sido liberados de su rango nativo, pero se han reintroducido en Carolina del Norte y se cree que se reproducen en la naturaleza, según informes de prensa. El estudio encontró que lobos rojos y orientales están más estrechamente relacionados entre sí, y que ambas especies evolucionaron a partir de un ancestro común compartido con los coyotes. Esto ayuda a explicar por qué pueden cruzarse entre si y con coyotes produciendo hibridos llamados "coywolves". Por otro lado, los lobos grises matan a los coyotes con los que se cruzan. 


Más pequeños que sus primos occidentales, los lobos orientales pesan de 62 a 77 libras (28 a 35 kilogramos), según el estudio. Prefieren dar caza a los ciervos de cola blanca, a diferencia de los lobos grises, que tiene una dieta más amplia, informó USA Today. 

 
Las observaciones de Darwin 

Según USA Today, Charles Darwin en su libro de 1859 "Sobre el origen de las especies", en el que escribió: "Hay dos tipos de lobos que habitan las montañas Catskill en los Estados Unidos. Uno con una forma parecida a un galgo ligero, que persigue a los ciervos, y la otra más voluminosa, con patas más cortas, que ataca con mayor frecuencia a los rebaños". Estas palabras se atrubuyeron desde siempre a un de los errores de Darwin, pero el estudio reciente sugiere que sus palabras pueden haber sido proféticas. 


El estudio podría tener un impacto en la reintroducción de lobos en América del Norte, en el sentido de que no seria bueno trasladar lobos orientales a zonas donde no se encontraron previamente, por ejemplo. Sin embargo, los usos potenciales del estudio permanecen lejos de ser claros. El U.S. Fish and Wildlife Service que eliminó  alos lobos grises de la Lista de especies en peligro de extinción en los Grandes Lagos en 2011, según USA Today.









A gray wolf subspecie, the eastern wolf, Canis lupus lycaon, qualifies as a separate species, according to a new review by the U.S. Fish and Wildlife Service.
Eastern wolves, which used to live in the northeastern United States, but now remain only in southeastern Canada, qualify as a distinct species from their western cousins, according to a review by U.S. Fish and Wildlife Service scientists.
The finding may be important for the future of North American wolves and could help scientists understand how the animals evolved, as noted by USA Today.
In the study, published in October in the journal North American Fauna, the scientists reviewed decades of research on North American wolves, much of it complicated and contradictory. Some studies found 8 subspecies of gray wolves; others suggested as many as 27.
Previously, scientists considered eastern wolves a subspecies of gray wolf, Canis lupus lycaon (pronounced LY-can). However, the new review of reams of genetic data suggests that the animal should be classified as a separate species of wolf entirely.


A tale of three wolves

Eastern wolves would join two universally recognized species of wolves in North America: gray wolves (Canis lupus) and red wolves (Canis rufus). Gray wolves once ranged throughout most of modern-day America, but were hunted and poisoned to the brink of extinction, maintaining only a single population in northern Minnesota, the study noted. The animals have since recovered slightly and been reintroduced to Wyoming's Yellowstone National Park (although hunting has since resumed in Minnesota, Wyoming and elsewhere).
Red wolves were also wiped out from their native range, but have been reintroduced into North Carolina and are thought to be breeding in the wild, according to news reports.
The study found that eastern wolves are most closely related to red wolves, and that both species evolved from a common ancestor shared with coyotes. This helps explain why eastern wolves can still mate with and form hybrid offspring with coyotes, so-called "coywolves." Gray wolves, on the other hand, are known to kill any coyotes they come across.
Smaller than their western cousins, eastern wolves weigh from 62 to 77 pounds (28 to 35 kilograms), according to the study. They preferentially prey on white-tailed deer, unlike gray wolves, which have a more wide-ranging diet, USA Today reported.


Darwin's observations

According to USA Today, the recent study lends support to an account made by Charles Darwin in his 1859 book "On the Origin of Species," in which he wrote: "There are two varieties of the wolf inhabiting the Catskill Mountains in the United States, one with a light greyhound-like form, which pursues deer, and the other more bulky, with shorter legs, which more frequently attacks the shepherd's flocks."
This had looked like another one of Darwin's mistakes, but the recent study suggests his words may have been prescient.
The study could impact the reintroduction of wolves in North America, as it may not be appropriate to move eastern wolves into areas where they weren't previously found, for example. However, study's potential uses remain far from clear.
The authors are careful to state that their findings don't have any bearing on the actions of the U.S. Fish and Wildlife Service, which delisted gray wolves from the Endangered Species List in the Great Lakes in 2011, according to USA Today.





Publicado en LiveScience



No hay comentarios:

Publicar un comentario