HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




jueves, 29 de septiembre de 2016

CADA NIÑO CON SU MASCOTA


Si ha decidido que va a incorporar una mascota en la familia, sobre todo para sus hijos, puede tener en cuenta una serie de pistas que le ayudarán a elegir la mejor.

- Mi hijo es tímido y le cuesta relacionarse con otros niños. Un Border Collie cariñoso y juguetón le servirá para romper el hielo cuando salga a la calle y vea a otros chicos o compañeros de clase. El perro es canalizador de sus emociones, y facilita el contacto con los otros. Se acabó la vergüenza. Además, si necesita hacer ejercicio físico, el perro le obligará a correr, saltar, tirarse al suelo…

 
Es un torbellino y no colabora en casa. Un gato sociable, que se deja tocar y mimar es fuente de relajación. ¿Cómo? Rascándolo, cepillándolo, acurrucándolo. También, puede probar a jugar al escondite con él. Y a imitar sus estiramientos. Y el niño aprenderá a tener obligaciones y deberes si se hace cargo de su mascota. Ese gatito necesita aseo para evitar enredos en su pelaje, agua y comida diaria en su cuenco y que esté limpia su bandeja de tierra.

- Es olvidadizo y no entiende la palabra responsabilidad. Un periquito de colores vivos o un canario pueden ayudarle. El pequeño tiene que asumir el rol de que es su cuidador y cumplir una serie de tareas diarias: cambiar el agua, controlar que no le falta alpiste, probar a darle lechuga o zanahoria, comprobar que esté limpia la jaula y sus accesorios. Por otro lado, se puede entretener con el canto, observando sus plumas o hablándole. Así, no se sentirá solo si los padres pasan mucho tiempo fuera de casa.


No se concentra cuando hace los deberes. Un Labrador dócil puede ayudarle. ¿Cómo? Deje que se tumbe a su lado. El niño colocará el libro, el cuento o cuaderno sobre su lomo. No pasa nada si tropieza cuando lee en voz alta. También puede colorear encima de su mascota. El perro es su amigo que le observa y apoya, y refuerza su confianza.

- Le aterra la oscuridad. Si duerme con un Golden Retriever, aunque sea un cachorro, no tendrá miedo. Además, su fiel compañero no le dejará solo.



Es un niño activo, pero se aburre. Un hámster puede ser un buen amigo si el piso es demasiado pequeño para tener un perro. Este roedor se dejará querer al acariciarlo o al darle de comer en la mano. Será un compañero de juego, pero también requiere de cuidados: jaula limpia y comida diaria, evitando las sobras.



No presta atención. Hay peces inteligentes, rojos, capaces de encestar una bolita o que saben cuándo su dueño se acerca hasta el acuario. Deje que su hijo observe su comportamiento, cómo comen y su coloración rojiza intensa. Se relajará. Y aprenderá a quedarse en los detalles.


Escrito por Raquel Rivera en El País 








1 comentario: