HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




jueves, 3 de marzo de 2016

PERROS EN AMÉRICA; LA INQUEBRANTABLE UNIÓN ENTRE LOS NATIVOS AMERICANOS Y EL PERRO (SPANISH & ENGLISH)




A continuación, el dios del sol decidió crear nuevas personas. Primero hizo un hombre, entonces una mujer, y finalmente, un perro para hacerles compañía. Más tarde se creó el guanaco y el ñandú como alimento para la pareja que había dado a luz. - Indios Tebuelche

Algunas cuestiones surgen de los detalles de los perros en los Estados Unidos. Primero y ante todo, el perro era un animal ambiguo. Los nativos americanos comprendian que a pesar de que los perros residían en el campamento humano tenían un parentesco cercano con los coyotes y los lobos. Debido a estas relaciones, los perros ocupaban y operaban en varios niveles: Conectaban el medio salvaje y el manso, y unian la naturaleza y la cultura.

A pesar de que los perros fueron vistos como casi humanos, también fueron conocidos por ser carnívoros y, como tales, estaban ligados no sólo a los lobos, coyotes y zorros sino también a los osos y jaguares. Por un lado, los perros fueron estimados como compañeros, cazadores y guardianes.

Por otro lado, se asociaron con la promiscuidad y la suciedad. En algunos grupos, comer perro era tabú, mientras que otros grupos se los comieron con fruición. En algunas culturas se basaron en los perros para el transporte y acarreo. En otras parecieron ser de ninguna utilidad en absoluto. Los perros jugaron un papel clave en los mitos de algunos pueblos; en otros mitos, los perros apenas se mencionan. Además, el número de perros y su apariencia física varíaba mucho de una localidad a otra, e incluso a través del tiempo.

Un grupo de niños de Alaska muestra con orgullo sus cachorros para el fotógrafo


 Una familia Inupiat con un Malamute en 1915 



 La palabra Dakota "Teton" para el perro significa caballo de la mujer. Los indios Karankawa de la costa del Golfo de Texas llamaban al perro conuna palabra que se traduce como beso. Karankawa significa amantes de los perros o los que llevan perros

  Llevar el nombre de un perro especial, o que se le pida que nombre a un perro especial, era un gran honor en la cultura Hidatsa. Los perros eran mantenidos por las mujeres hidatsa. A veces un hombre se había ganado el honor de llamarse como un perro especial. Foto: Long Time Dog, un guerrero Hidatsa
El trabajo de un día típico para un perro. Está tirando de una rastra. Observa que el perro esta vestido con la misma ornamentación del hombre.



Niña inuit con su cachorro. 1922. Alaska. Foto por Alfred M. Bailey. Fuente - Universidad de Wyoming, American Heritage Center


El caballo puede llevar a cinco veces más carga que un perro, viajar cinco veces más distancia en un día y solamente necesita hierba para alimentarse. Llamaron al caballo Súnkawákan, "perro milagroso". 




Publicado en White Wolf Pack










Then the sun god decided to create new people. First he made a man, then a woman, and finally a dog to keep them company. Later he created the guanaco and the rhea as food for the couple he had brought forth. -- Tebuelche Indians

A few themes emerge from the details of the dog's lot in America. First and foremost, the dog was an ambiguous animal. Native Americans understood that even though dogs resided in the human camp they had a close kinship with coyotes and wolves. Because of these relationships, dogs occupied and operated on several levels: they connected the wild and the tame, and they joined nature and culture.

Even though dogs were seen as almost human, they were also known to be carnivores and, as such, were linked not only to wolves, coyotes, and foxes but also to bears and jaguars. On the one hand, dogs were esteemed as companions, hunters, and guards.
On the other hand, they were associated with promiscuity and filth. Among some groups, eating dogs was strictly taboo, whereas other groups ate them with great relish. Some cultures relied on dogs for transportation and hauling. Others found them to be of no use at all. Dogs played key roles in the myths of some people; in other myths, dogs were scarcely mentioned. In addition, the numbers of dogs and their physical appearance varied widely from locality to locality and through time.

No hay comentarios:

Publicar un comentario