HOLA AMIGOS


Bienvenidos a mi blog. Este será un sitio dedicado a la raza que me apasiona, el cocker spaniel ingles, y en general a todos los perros, con raza o sin ella. Aquí iré colgando temas relacionados con ellos, con los cocker y todo aquello que me parezca interesante, sobre veterinaria, etología etc...

Encontrarás que algunos artículos sobre el cocker son un poco técnicos, pero la mayoría son para todos los públicos. ¡No te desanimes !


Agradecimiento:

Me gustaría agradecer a todas las personas que nos han ayudado, explicado y aguantado tantas y tantas cosas, y que han hecho que nuestra afición persista.

En especial a Pablo Termes, que nos abrió su casa de par en par y nos regaló jugosas tardes en su porche contando innumerables “batallitas de perros”. Suyas fueron nuestras dos primeras perras y suya es buena parte de culpa de nuestra afición. A Antonio Plaza y Alicia, también por su hospitalidad, su cercanía, y su inestimable ayuda cada vez que la hemos necesitado. También por dejarnos usar sus sementales, casi nada. Y a todos los criadores y propietarios que en algún momento, o en muchos, han respondido a nuestras dudas con amabilidad.

Y, por supuesto, a Rambo, Cibeles y Maripepa, a Chulapa y Chulapita, y a Trufa, como no, y a todos los perros con pedigrí o sin el, con raza o sin ella por ser tan geniales.

Muchas gracias


Te estaré muy agradecido si después me dejas tus impresiones en forma de comentario.

Espero que te guste y que vuelvas pronto.




martes, 4 de abril de 2017

SIMON ALLISON; EL HOMBRE QUE COME COMIDA DE PERRO (SPANISH & ENGLISH)


Este es Simon Allison, el hombre que come comida para perros para ganarse la vida.
Croquetas de pollo, tiras de carne de vacuno o barras ahumadas de buey  - es lo mismo para él: si es comida de perro (o desayuno de gato), lo come. Y además, le gusta.


El Sr. Allison es un tecnólogo de alimentos senior para Marks & Spencer con la responsabilidad especial de alimentos para mascotas. Esto significa que ningún producto de M & S entra en los pet bowl de la nación a menos que haya sido probado por él primero.
"Nadie me pidió que lo probara, pero esto es lo que hago. Es lo mismo que si estuviera trabajando en el departamento de comidas preparadas. Me encanta mi trabajo. Es un área brillante y comer el producto es una parte fundamental.


Entonces, ¿qué piensa del sabor el hombre cuya primera comida para mascotas fue una cena de pavo y arándano en Navidad 2006 ?
"En realidad está bastante soso". "Los perros disfrutan de los alimentos de forma universal, mientras que los gatos pueden ser muy exigentes con lo que van a comer, pero responden más al aroma que a los sabores que pueden reconocer".
Allison, que tiene tres gatos en casa -Pants, Socks and Vest (pantalones, calcetines y chaleco) - tiene su comida favorita para mascotas: la cena de pollo orgánica de lujo con verduras para gatos.
Al oler el producto, un poco como un profesional catador de vino, dice: "Tiene el sabor y el aroma del pollo y algo de lo que llaman los sabores rojos - cosas como el corazón y el hígado, entrañas, sabores intensos. Puedes saborear el guisante verde, y ocasionalmente una nota más dulce de zanahoria.


"Tienes que masticar un poco, he entrenado mi paladar para buscar materiales que no permitimos en la receta, como tripa - los dueños de mascotas reaccionan mal al oler a tripas.
"Estoy buscando una textura de paté, casi hasta el punto que podria esparcirla en pan crujiente, tiene una textura muy ligeramente arenosa pero en general debe ser lisa - y tachonada con guisantes y zanahorias".
¿A los gatos les gustan las verduras? No, pero a la gente sí. "Cuanto más podamos hacer la comida para mascotas lo más parecida a la comida del propietario, pensamos que más cómodos estarán los clientes", explicó.


Marks & Spencer incluso intenta aplicar algunas de las normas a los alimentos para mascotas que aplica a sus comidas preparadas para humanos - asegurando que el pescado sea responsablemente tratado, por ejemplo, y la prohibición de los sabores artificiales y colorantes.
El catador humano, sin embargo, se distingue por tragar el bocado - "Sería una forma muy diferente" - y siempre tiene un vaso de agua a mano para lavar su boca.

Después, mastica chicle para evitar "aliento de perro".


This is Simon Allison, the man who eats pet food for a living.
Chicken dinners, beef strips or campfire jerky bars - it is all the same to him: if it's a dog's dinner (or cat's breakfast), he eats it. What's more, he enjoys it.
Mr Allison is a senior food technologist for Marks & Spencer with special responsibility for pet food. This means no M&S product goes into the nation's pet bowls unless it has been tasted by him first.
He said: "No one asked me to taste it but this is what I do. It is just the same as if I was working in the ready meals department. I love my job. It is a brilliant area and eating the product is a fundamental part.
So, what does the man whose first pet food was a turkey and cranberry dinner in Christmas 2006 think of the taste?
"It's quite bland, really," he said. "Dogs enjoy all food universally, while cats can be very choosy about what they will eat. They respond more to aroma than seasoning flavours that you would recognise."
Mr Allison, who has three cats at home - Pants, Socks and Vest - has a favourite pet food: the organic luxury chicken dinner with vegetables for cats.
Sniffing the product a bit like a professional wine taster, he said: "It has the taste and aroma of chicken and some of what you call the red flavours - things like heart and liver; gutsy, savoury notes. Then you get a mealy, green pea, pulse aroma and occasionally a sweeter note from the carrot.
"You have to chew it a bit. I have trained my palate to look for materials that we will not allow in the recipe, such as tripe - pet owners react badly to smell of tripe.
"I'm looking for a paté texture, almost to the point where you could spread it on crusty bread. It has a very slightly gritty texture but overall it should be smooth - and studded with peas and carrots."
Do cats like vegetables? No, but people do, said Mr Allison. "The more we can make the pet food like the owner's food, the more comfortable we think customers will be serving it," he explained.
Marks & Spencer even tries to apply some of the standards to the pet food that it does to its human ready meals - ensuring the fish is responsibly sourced, for instance, and banning artificial flavours and colouring.
The human tester does, however, draw the line at swallowing the stuff - "I would be quite a different shape" - and always has a glass of water on hand to wash his mouth out.
Afterwards, he chews gum to prevent "dog breath".

No hay comentarios:

Publicar un comentario